Los remedios naturales nunca pasarán de moda y sin duda, cada vez son más las personas que buscan atenderse de algún malestar físico con alguna de estas enmiendas debido a que estos no presentan químicos o cualquier otra sustancia dañina para su salud.

Uno de los miles de remedios naturales que existen es el alcohol de romero, activo vegetal utilizado principalmente para mejoras estéticas pero, más allá de estos beneficios, el alcohol de romero tiene múltiples usos para nuestra salud… ¡Conócelos!

En forma tradicional, la forma de aplicar este remedio natural es a través de untarlo o fricción para malestares tales como trastornos en la circulación, golpes en el cuerpo, dolores en articulaciones y músculos, torceduras y otros padecimientos como la dermatitis seborreica.

Así mismo, este remedio es frecuentemente utilizado a modo de las llamadas “friegas de pecho” en pacientes que presentan síntomas de gripe o resfriados leves. Cabe señalar que algunas personas recurren a este remedio para la prevención de úlceras y aseguran que este les ha dado excelentes resultados.

Con fines estéticos, el alcohol de romero es recomendado para estimular el cuero cabelludo y así evitar la caída del cabello, evita la aparición de celulitis, como tonificante para la masa muscular, entre otros.

A modo terapéutico, esta fórmula es aplicada en spas alrededor del mundo como relajante para la zona del cuello o reducir la pesadez en las piernas.

 

Alcohol de romero

 

Si bien lo podemos encontrar en diversos establecimientos como farmacias, tiendas de herbolaria, entre otros; este remedio puede ser preparado en casa de una forma muy fácil y así gozar de sus beneficios; a continuación, compartimos una receta para su preparación:

Se recomienda que para su elaboración optemos por el romero natural y así obtener al máximo sus beneficios. Una vez que tengamos la planta, colocamos sus ramas en una botella de vidrio o cualquier otro contenedor (algunas personas prefieren añadir únicamente las hojas) y se agrega alcohol de 90°.

Tras añadir el alcohol, procedemos a cerrar perfectamente la botella o contenedor con los elementos y este deberá resguardarse por un periodo de dos semanas en completa oscuridad. En dicho periodo de tiempo, se recomienda agitar el recipiente para integrar los elementos.

Transcurrido el tiempo estipulado, la mezcla deberá colarse (filtrarse) y trasladar el líquido filtrado a un nuevo recipiente o frasco de preferencia opaco y en un lugar a salvo de la luz solar para mantener sus propiedades.

 

Deja un comentario