Spread the love

She’s so lucky… She’s a star!


Nacida en McComb, Louisiana un 2 de diciembre de 1981, pasó de ser una estrella infantil de Disney junto a sus contemporáneos Christina Aguilera, Ryan Gosling y Justin Timberlake a convertirse en una de las máximas exponentes de la escena pop a nivel internacional desde su debut a finales de la década de los años noventa. Considerada después de Madonna como uno de los iconos femeninos más influyentes en la escena musical de los últimos tiempos – de ahí que se le proclamase como “Princesa del Pop” – Britney Jean Spears, nombre de pila de la cantante Britney Spears llegó a la industria del entretenimiento dejando una enorme huella difícil de borrar.


Con más de veintidós años de carrera musical; Britney ha dejado a su paso un legado artístico imposible de igualarse y que a su vez, ha servido de inspiración para los nuevos rostros femeninos que buscan labrarse un nombre dentro de la competida escena de la industria musical. Responsable (para bien o para mal) de algunos de los más grandes momentos de la cultura pop moderna a través de su música, vestuarios, vídeos musicales, coreografías, performances, frases e incluso sus turbulencias personales, la intérprete de “Overprotected” celebra hoy su cumpleaños #39 en medio de una atmósfera llena de incertidumbre ante la lucha por recuperar su libertad que ha desencadenado al nacimiento del movimiento denominado #FreeBritney…


A continuación, enlistamos las 5 mejores canciones de Britney Spears… Are you ready?

“Gimme More”


Después de atravesar por una crisis mediática ante el divorcio del padre de sus dos hijos, una serie de crisis nerviosas y el abuso en el consumo de drogas, a mitad del año 2007 la cantante marcó su comeback a la escena musical con este single que como carta de presentación arroja la entonces polémica y hoy icónica frase “It’s Britney b*tch!”.


Producida por el entonces novato Nate “Danja” Hills, “Gimme More” de Britney Spears mostraba un sonido arriesgado y muy adelantado para su época al tiempo en que se conjugaba con una letra controversial letra (escrita por Danja y Keri Hilson) que si bien muchos le atribuyeron connotaciones sexuales, habla de la obsesión del público y la prensa con la vida privada de la cantante.


Cabe destacar que con este tema, Spears protagonizó su primera – y duramente criticada) – actuación en vivo en años como acto inaugural de la ceremonia de los MTV Video Music Awards; canción que fue elegida por su sello discográfico como carta de presentación de su quinto material discográfico de estudio, Blackout.

“I’m a Slave 4 U”


Corría el año 2001 y, después del torbellino de éxito con sus dos primeras placas discográficas, la entonces joven cantante buscaba plasmar en su nueva música su madurez artística y personal. Por si fuera poco, Britney quería dejar de ser encasillada en el género pop que hasta ese momento la había encumbrado y, al sentirse fuertemente influida por géneros como el hip hop y el R&B ya tenía claro su objetivo.


Si bien este single fue escrito originalmente para Janet Jackson (quien la rechazo sin dar a conocer sus motivos), el dúo de productores The Neptunes (integrado por Pharrell Williams y Chad Hugo) ofrecieron este tema a la estrella pop quien la editó como primer corte promocional de su álbum homónimo. A su lanzamiento, “I’m A Slave 4 U” conquistó los rankings de distintos países y se convirtió en el primer éxito bailable de la cantante en Estados Unidos (#4 del listado Dance/Club Play Songs de Billboard).


El vestuario y la coreografía de su videoclip – dirigido por Francis Lawrence – así como su mítica presentación en la ceremonia de los VMAs bailando con un pitón albino colgando entre sus hombros hicieron de este, uno de los temas más representativos en la carrera de la estrella del pop.

“Toxic”


Cuando creíamos haberlo visto todo en Britney (bailando con una serpiente y el icónico beso con Madonna), la princesa del Pop tenía un as bajo la manga. Después de editar su dueto con la Reina del Pop, Spears siguió con la promoción de In The Zone, su cuarto material discográfico con el lanzamiento de “Toxic”.


Rechazada por la diva australiana Kylie Minogue, la canción (escrita por el dúo Bloodshy & Avant) fue rescatada por Britney, quien gracias a este tema ganó su primer (y hasta ahora único) Grammy en la categoría a Mejor Grabación Dance. Número 1 en las principales listas de popularidad y acreedora a críticas positivas por parte de especialistas, “Toxic” fue una de las canciones más exitosas del 2003 a nivel mundial y años más tarde fue nombrada por Yahoo! como la tercera canción más vendida de la década de 2000, detrás de “Hips Don’t Lie” y “My Humps”, respectivamente.


Sin duda, gran parte del éxito de este sencillo de Britney Spears se debe a su video musical, el cual corrió a cargo de Joseph Kahn (responsible de su vídeo “Stronger”). En este audiovisual, Britney deja atrás las coreografías para enfocarse en la historia de una agente secreto que adopta distintos looks a lo largo de su duración, entre los cuales destacan su outfit de azafata y el sensual body con cristales de Swarovski y transparencias.

“Oops!… I Did It Again”


“I think I did it again…” reza la frase inaugural que parecía presagiar el exitoso desempeño del single que suponía ser la “prueba de fuego” para superar su intimidate debut en la industria dos años atrás. Nuevamente de la mano del sueco Max Martin, la joven Britney Spears conquistó al mundo con este potente himno pop que le valió millones de copias vendidas al punto de convertirla en la artista femenina con el álbum más vendido en su primera semana; mote que ostentó hasta el año 2015 luego de que se lo arrebatara la cantante británica Adele con su disco 25.


Con un coro pegajoso y un guiño a la película Titanic en su puente musical, “Oops!… I Did It Again” consagró a Britney Spears como la nueva revelación del pop y la cereza del pastel vendría con su video musical; material en el que la cantante nos regaló uno de los looks más representativos de su carrera a través de una historia espacial/futurista.

“Baby One More Time”


La década de los noventa nos dio grandes exponentes y momentos que se quedarán en la memoria de la humanidad y sin duda, Britney Spears le dio la estocada final a esa era con el que sería su single debut y que a su vez se convertiría en su catapulta a la cúspide del estrellato.


Tema insignia de su trayectoria y hasta hoy el más exitoso de su ya vato catálogo musical, “Baby One More Time” fue nombrado por la revista Rolling Stone como una de las mejores canciones pop de todos los tiempos. Escrita y dirigida por los suecos Max Martin y Remi, la melodía arrasó en la radio de Estados Unidos así como en los principales rankings de aquel país (permaneciendo dos semanas consecutivas en el #1 del Billboard Hot 100).


Pese a su bajo presupuesto, su videoclip es hoy por hoy un referente de los años noventa y de las coreografías que ha servido de inspiración para las nuevas generaciones dentro de la industria musical.

Menciones especiales:


“Scream and Shout”


“Everytime”


“Till the World Ends”