Tras diez años desde Back to Basics Tour, su última gira mundial de conciertos, la cantante estadounidense Christina Aguilera finalmente marcó su regreso a los escenarios con la primera presentación del Liberation Tour; serie de espectáculos con la que la llamada “voz de la generación” da promoción a su más reciente placa de estudio.

El arranque oficial de la gira tuvo lugar este 25 de septiembre en el Hard Rock Live de Miami, Florida; recinto en el que ante más de 3,500 espectadores la rubia se apoderó del escenario para estelarizar un recorrido sonoro que abarcó temas de sus inicios hasta los hits más recientes de su carrera.

En este espectáculo, la ganadora del Grammy prescindió de aquellas grandes producciones que le caracterizaron hace más de una década para ofrecerle al público un show íntimo en el que su calidad vocal y fuerza interpretativa fueran el eje central de la noche; demostrando una vez más el porqué es considerada como una de las mejores voces femeninas de todos los tiempos.

El recital, reunió un vasto setlist en el que Aguilera revivió clásicos como “Genie In A Bottle”, “Beautiful” o “Fighter” e incluyó dos de sus colaboraciones más exitosas: “Lady Marmalade” –para el soundtrack de Moulin Rouge- y “Say Something” –tema que grabó con el dueto A Great Big World-. Sin embargo, el clímax del concierto aguardaría uno de los momentos más emotivos de la velada, ya que al recitar la balada “Unless It’s With You”, la cantante cedió el micrófono a una pareja de hombres. “Esta noche tengo una sorpresa realmente especial”, expresó Christina a la audiencia.

No podría imaginar un mejor momento que con esta mujer, quien te ha inspirado a lo largo de toda tu vida y te ha dado tantas cosas“, expresó uno de los jóvenes para hincarse ante su novio y proponerle matrimonio entre lágrimas.

Visiblemente emocionada, la cantante felicitó a ambos chicos y volvió a dirigirse al público para celebrar tan emotivo acontecimiento: “¿Celebramos el amor?… Está bien chicos, convirtamos esto en una celebración de boda”, exclamó para dar cierre al ritmo de “Let There Be Love”.

Como buena diva del pop, Christina Aguilera sorprendió a los espectadores con varios cambios de vestuario a lo largo del recital. Siguiendo la tendencia que ha mostrado en esta nueva etapa artística, la intérprete de “Candyman” lució extravagantes trajes oversize, un colorido kimono así como algunos diseños con los que hacía guiño a su etapa con su aclamado disco Stripped.

 

 

 

¿Regresará a México?

Con esta gira, la cantante Christina Aguilera tiene programadas un total de 20 fechas por las principales ciudades de Estados Unidos y Canadá entre las cuales destacan Washington, Los Ángeles, Nueva York y Las Vegas; conciertos que desarrollará hasta el próximo 13 de noviembre.

Desde que esta lanzará la noticia del Liberation Tour, fuertes rumores apuntan a que la cantante tiene intención de recorrer otros países con este espectáculo y América Latina –México en concreto-, está dentro de sus planes.

Recordemos que a principios del nuevo milenio, Aguilera editó Mi Reflejo; primer y único disco a la fecha de la cantante en español con el que se consagró dentro de la industria musical de habla hispana gracias al arrasador éxito que obtuvo con temas como “Falsas Esperanzas” o la balada “Pero Me Acuerdo de Ti”.

Fuentes cercanas a la cantante aseguran que una vez concluido su recorrido por Norteamérica, el equipo de Aguilera evaluará la rentabilidad de esta gira por territorio latino y en caso de ser loable, las primeras fechas del tour por Latinoamérica serían anunciadas a principios del próximo 2019.

 

 

Deja un comentario