Recientemente, se han suscitado numerosos casos de ciberataques a grandes sitios de internet que almacenan gran cantidad de datos personales y financieros de los usuarios, lo que nos puede llegar a hacer pensar que nadie está a salvo de los llamados hackers. Sin embargo, una adecuada y bien aplicada contraseña se puede convertir en una poderosa barrera de defensa para evitar el acceso no autorizado de estos delincuentes cibernéticos o del software dañino para nuestro equipo.

A continuación, enumeraremos algunos puntos clave para conseguir una contraseña segura para nuestras cuentas de correo, redes sociales y demás servicios por internet:

 

Contraseñas obvias

De acuerdo a un estudio realizado por la firma de antivirus Avast; esta señala que gran parte de las vulnerabilidades para las cuentas es el uso de su propio nombre, apellidos, fechas de nacimiento, domicilio, personajes favoritos e incluso series numéricas y/o alfabéticas.

Así mismo, recomiendan a los usuarios evitar utilizar el nombre de la empresa para la cual laboran, recurrir a frases o dichos que caractericen a la persona en su vida cotidiana.

 

crear contraseña segura

 

Misma contraseña para diferentes cuentas

Sin duda, muchas personas toman la decisión de utilizar la misma contraseña para múltiples cuentas con el pretexto de “ser más prácticos” y no “confundirse y olvidar tantas contraseñas distintas”. Sin embargo, los expertos señalan que esto lejos de ser “práctico” para el usuario, podría convertirse en un auténtico dolor de cabeza si esta contraseña cae en manos de las personas equivocadas.

 

No todo son letras

Especialistas afirman que, para conseguir una contraseña segura es necesario recurrir a letras mayúsculas intercaladas con minúsculas así como incluir números y/o caracteres como por ejemplo:

  • AlvA*35ª
  • 1pH(+)tZ

 

Contraseñas a salvo

Es importante evitar a toda costa el tener a la vista nuestras contraseñas. No las anotes en pizarras, libretas de trabajo o similares para evitar que estas estén expuestas a personas que hagan un mal uso de tus cuentas.

Busca anotarlas en alguna libreta en específico y almacénala en un lugar totalmente seguro de tu casa, oficina o bien, en tu propio ordenador en una carpeta con un nombre que no levante sospechas sobre su contenido.

 

 

Deja un comentario