El secreto para mantener el estado de salud y estar en buena forma es llevar una dieta equilibrada, variada y un estilo de vida saludable.

La alimentación consiste en proporcionar al cuerpo los nutrientes que necesita para llevar a cabo sus funciones vitales. Los nutrientes son, por un lado, hidratos de carbono, lípidos y proteí­nas como fuente energética y, por otro lado, vitaminas y minerales como reguladores y precursores de otras moléculas. Por lo tanto, deben consumirse diariamente y en cantidad suficiente los diferentes grupos de alimentos que aportan los elementos necesarios para llevar a cabo todos los procesos fisiológicos del organismo.

Estos grupos de alimentos se representan agrupados en una pirámide que simboliza las proporciones que se recomienda consumir de cada grupo. Si la alimentación es variada y equilibrada, bastará para obtener todos los nutrientes necesarios. Los complementos alimenticios tienen la finalidad de complementar la ingesta de tales nutrientes en la dieta normal.

 

complementos alimenticios

 

Se trata de fuentes concentradas de nutrientes u otras sustancias con efecto nutricional o fisiológico que se comercializan en forma dosificada, es decir, cápsulas, tabletas, pí­ldoras, y otras formas similares que deben tomarse en pequeñas cantidades unitarias. Existe una amplia gama de nutrientes y otros elementos que pueden estar presentes en los complementos alimenticios incluyendo, entre otros, vitaminas, minerales, aminoácidos, ácidos grasos esenciales, fibra, diversas plantas y extractos de hierbas, ya sea por separado o combinándolos.

Las cantidades recomendadas de nutrientes que deben consumir las personas varí­an según la edad y el sexo y se conocen como cantidades diarias recomendada.

En general, los complementos alimenticios que contienen las cantidades recomendadas de nutrientes no interactúan con los medicamentos, pero es recomendable consultar a su médico si se encuentra bajo tratamiento médico.

 

 

Deja un comentario