Guadalajara, Jal.- Lila Downs es una  de las cantantes mexicanas más reconocidas a nivel internacional por siempre llevar sus raíces junto a ella, en absolutamente todo lo que emprende.  El folklore y las tradiciones se entremezclan en su música dejando siempre claro que a ella jamás le dará vergüenza reconocerse como mexicana, orgullosamente nacida en esta nación tan colorida y tan llena de aspectos positivos, aunque nos resulten un poco más difíciles de ver en ocasiones.

Lila Downs Teatro DianaLila Downs regresaa finales del próximo mes de octubre a tierras tapatías, justo antes de que sea Día de Muertos, para presentarle al público su más reciente disco titulado Balas y Chocolate.  Además de ser cantante y compositora, esta mujer no se ha conformado con eso, ya que también produce, interpreta es actriz y antropóloga, por lo que se puede decir con certeza que es muy trabajadora y que siempre busca ser la mejor en lo que hace, que es poner el nombre de México en alto.

Inició su carrera a finales de los años 80, como percusionista de un grupo llamado La Trova Serrana, y pasados unos años,  en 1994, tras regresar a México después de haber estudiado vocalización en Los Ángeles, fue que finalmente lanzó a la vente su primer disco Ofrenda, que si bien no tuvo el éxito esperado, es una fuerte declaración desde el primer momento sobre el amor que siente por su país y las hermosas tradiciones que éste ofrece.

 

Lila Downs viene a ser una especie de Frida Kahlo moderna, que aunque no se dedica a pintar, sino a cantar, es conocida en todo el mundo, y alabada por sus intensas interpretaciones e inigualable voz, cuya tesitura la ha distinguido como una de las cantantes mexicanas más preparadas y versátiles a la hora de realizar su trabajo.

Además de preocuparse por su labor artística, Lila Downs también es conocida por tener un lado altruista, ya que en su música también rata de exponer distintas temáticas e inconformidades sociales que la llenan de frustración e indignación, en especial al ver la situación de pobreza en la que viva mucha gente en todo México, especialmente en su natal Oaxaca.  Lila regresará a la Perla Tapatía para presentar el Balas y Chocolate World Tour, y aprovechando que coincidiría casi con el día de muertos, podríamos especular un poco sobre la decoración del escenario, tal vez Lila mezcle un poco del concepto de Balas y Chocolate junto con el Día de Muertos, pues la ocasión se presta perfecto para que ésto suceda.

 

 

FECHA:
30 de Octubre.

BOLETOS:
$950 Rojo
$750 Azul
$580 Verde
$400 Naranja
$280 Violeta
$900 Palcos Primeros
$700 Palcos Segundos
$500 Palcos Terceros

RECINTO:
Teatro Diana.

 

Deja un comentario