El almacenamiento de frutas y verduras en el refrigerador es considerado un verdadero dilema para muchas personas que desconocen las medidas adecuadas para su refrigeración y así, conservar a los vegetales frescos y en buen estado. Gran parte de estas personas, debido a la falta de conocimiento en el tema, optan por evitar la compra de las mismas; ya que su ritmo de vida no les permite acudir diariamente al supermercado a adquirirlos en un estado óptimo para su consumo.

Es importante señalar que si bien lo ideal es consumir los productos naturales lo más fresco posible, esto no quiere decir que tengamos que comprarlos cada día. Un correcto sistema de refrigeración mantiene a los vegetales frescos y crujientes por más tiempo. Recordemos que la temperatura fría impide el deterioro de éstos productos mediante la humedad al mismo tiempo que evita el desarrollo de moho y bacterias.

 

vegetales frescos en el refrigerador

 

Los vegetales necesitan diferentes tipos de refrigeración y por ende, distintos periodos de vida dentro del refrigerador. Legumbres como coliflor y el brócoli mantienen su frescura dentro del refrigerador por una semana, mientras que las zanahorias conservan su textura crujiente por varias semanas con un almacenamiento correcto. Siendo de los vegetales más delicados; la lechuga, espinacas, cilantro y similares deben ser consumidos en un lapso no mayor a tres días.

Es de suma importancia mantener las frutas y verduras dentro de los cajones incluidos en nuestro refrigerador; estos envases que fueron creados especialmente para conservar frescos estos alimentos. Así mismo, al momento de guardar las verduras en estos compartimientos, no se debe sobresaturar el mismo para facilitar la humedad y la temperatura necesaria para su conservación.

 

 

Deja un comentario