En este artí­culo comentaremos algunos cuidados de nuestros perros sencillos, pero muy importantes, para que nuestras mascotas no sufran el calor y no comprometan su salud.

Como comentamos en el párrafo anterior, a diferencia de nosotros, los perros no sudan, sino que ellos jadean y esa es su manera de e
nfriar su cuerpo cuando la temperatura corporal aumenta, ya sea por la temperatura ambiente o bien cuando se someten ejercicio.

Es por esto que debemos procurar el ejercicio de las mascotas en horas en las que la temperatura ambiente sea más fresca, ya sea por la mañana temprano o bien por las noches, evitando los ejercicios extenuantes a medio dí­a, debido a que podemos promover la presentación de un golpe de calor, que consiste en un incremento abrupto de temperatura en los perros, que son incapaces de controlar y puede provocarles incluso la muerte.

Las caminatas moderadas si pueden realizarse a todas horas, siempre y cuando vayamos monitoreando el cansancio del perro y proveamos agua fresca antes, durante y después del paseo.

El uso de bozales o halter pueden ser un problema para tu mascota pues les impide jadear, su uso por lo mismo, debe ser limitado y controlado para evitar sobrecalentamiento en los perros en condiciones de calor. Otra circunstancia que también puede tener consecuencias graves no importando el tamaño o raza de la mascota, es dejar a los perros en el automóvil, aun con los ventanas abiertas e incluso por unos cuantos minutos, ya que el incremento de la temperatura dentro del vehí­culo puede llegar a ser mortal.

Los perros deben tener en todas las temporadas del año agua fresca y limpia, pero por supuesto que en épocas de calor el cuidado debe ser mayor para evitar la deshidratación, por ejemplo poner un segundo plato con agua, una cubeta, etcétera, asegurándonos de que estén protegidos del sol, para evitar que se caliente. La deshidratación puede ser muy peligrosa por lo que debemos tener estos cuidados; en condiciones de temperaturas extremas, se pueden poner electrolitos orales en el plato tales como suero oral, pedialyte, solural o inclusive gatorade.

Los requerimientos calóricos en temporadas de calor son menores, así­ que no es raro que las mascotas en estas fechas coman menos cantidad de alimento, podemos utilizar alimentos con menor contenido de energí­a para esta temporada para evitar que suban de peso los perros, sin embargo, cualquier ajuste debe ser monitoreado por el médico veterinario.

Además de estos cuidados, debemos poner mayor atención a las desparasitaciones, medicamentos antipulgas, así­ como evitar que los perros ingieran comida de la calle, ya que el calor fomenta la proliferación de moscas, pulgas, garrapatas, además de que los alimentos que se tiran en las calles se descomponen rápidamente.

Si su perro presenta vómitos o diarreas en estas fechas, es necesaria la atención veterinaria inmediata, para evitar casos de deshidratación severa en cuestión de horas.

Todo perro debe contar con una casa, lona o techo que les provea una sombra, además, para evitar el incremento de su temperatura así­ como la insolación, la casa debe tener ventilación y ser lavada regularmente.

10 TIPPS DE CUIDADOS DE PERROS EN TEMPORADA DE CALOR
1. Asegúrate que tu mascota tenga agua disponible todo el tiempo, que esté fresca y limpia y protegida del sol para que no se caliente.
2. Evita ejercitar a tu perro en horas de máximo calor.
3. Lleva contigo un bote con agua para hidratar a tu mascota durante los paseos.
4. Por ningún motivo dejes a tus mascotas dentro del auto esperando, ni siquiera con las ventanas abiertas.
5. Ofrécele una sombra fresca y suficientemente amplia a tu mascota para protegerla de las inclemencias del tiempo.
6. En casos de temperaturas extremas sustituye el agua por electrolitos orales como suero oral, pedialyte, o inclusive gatorade.
7. No es causa de alarma si el consumo de alimento del perro disminuye en temporada de calor.
8. Los perros no transpiran por lo que el halter o cualquier aditamento que cierre su boca como un bozal, evita que el perro jadee y controle su temperatura, por lo que su uso sin previsión puede ser peligroso y causar un daño severo en temporada de calor.
9. Si tu perro presenta enfermedades gastro-intestinales, atiéndelas de inmediato con un veterinario para evitar que se deshidrate.
10. Visita a tu médico veterinario.

Deja un comentario