cuidados ante las bajas temperaturasLas bajas temperaturas poco a poco van haciendo latente su presencia en el ambiente y uno de sus principales efectos son los virus y las enfermedades estacionales que traen consigo, mismas que representan el mayor número de ingresos hospitalarios, urgencias, consultas médicas y en el peor de los casos, fallecimientos a lo largo de la temporada.

La adaptación fisiológica del organismo es diferente conforme a la población y su zona de vivienda. Para este ajuste, además de la ropa, nuestro organismo necesita de una alimentación especial durante estos meses donde las bajas temperaturas son las protagonistas. El frío implica una serie de alteraciones a la salud del ser humano manifestándose principalmente en enfermedades respiratorias y cardiovasculares; siendo las personas de la tercera edad y los más pequeños el sector de la población más vulnerable a padecerlos a través de resfriados simples, infecciones en los bronquios, etcétera.

Así mismo, las personas con padecimientos reumáticos, pulmonares como el EPOC (Enfermedad pulmonar obstructiva crónica), entre otros, presentan un incremento en sus sintomatologías.

La vacunación es sin duda, una de las principales defensas contra las enfermedades  de esta temporada invernal. Adicionalmente, una alimentación adecuada resulta benéfica para combatir estos padecimientos. Siendo la vitamina C uno de los nutrientes esenciales para la protección del organismo ante las bajas temperaturas; este lo podemos encontrar de forma natural a través de alimentos como la naranja, limón, mandarina, perejil, pimientos rojos, guayaba, entre otros.

Evitar el consumo de comidas y bebidas frías, así como el procurar salir a la calle con una vestimenta adecuada que proteja nuestro cuerpo (manos, pies y orejas principalmente) de las bajas temperaturas, protegerá  a nuestro organismo de una recaída en esta temporada de invierno.

 

 

Deja un comentario