Ante la difícil situación económica que se vive alrededor del mundo, muchas personas hacen de lado sus planes de re-decorar la casa ante los altos costos de los muebles o artículos decorativos de las tiendas.

Por otro lado y, ante estos inconvenientes al querer adquirir nuevas piezas, existen personas quienes ven en los muebles viejos miles de ideas para redecorar sus espacios y crear un estilo único o bien, una excelente fuente de ingresos ante el furor que existe alrededor de la tendencia decorativa denominada upcycling.

La mayoría de estas personas suelen ir a bazares y calles de la ciudad en busca de estos muebles considerados como “inservibles” o “pasados de moda” para quienes fueran sus dueños y con ellos dan paso a exquisitas piezas dignas de un escaparate de la mejor tienda de decoración.

 

 

Sin embargo, no es necesario emprender una expedición a bazares o tiendas de muebles antiguos;  a veces sólo es necesario echar un vistazo a nuestro alrededor y darnos cuenta de cuáles son las piezas o artículos a los que podemos darle una nueva imagen o función.

Es importante que, antes de cualquier restauración definas bien la función que ese mueble tendrá así como el espacio en donde será colocado una vez que hayas terminado el proceso.

 

No necesariamente se debe recurrir a grandes adaptaciones o transformaciones de gran nivel. Un buen comienzo podría ser adecuar viejos rayadores de queso como porta cubiertos o bien, sacar papeles viejos y demás trebejos que almacenamos en viejos baúles para colocarlos como mesas de centro o como pie de nuestra cama (en donde podrás guardar cojines, sábanas y similares).

Pintar y personalizar nuestros muebles son tan sólo algunas de las miles de opciones que existen para redecorar nuestro entorno a bajo costo. En caso de contar con experiencia previa en la restauración de muebles podrás hacerlo tú mismo o bien, recurrir a los servicios de profesionales tales como carpinteros, pintores, herreros, entre otros.

Otra alternativa económica para darle nueva vida a nuestro hogar es retapizar nuestros muebles actuales. Para esto, debemos evaluar que el o los muebles en cuestión se encuentren en perfectas condiciones y sólo sea necesario cambiar su tapiz por uno nuevo.

Deja un comentario