Antes de Thomas Alva Edison en 1878 nuestros antepasados utilizaban fuego para muchas cosas pero principalmente para poder mirar a su alrededor al caer la noche; desde ese entonces han transcurrido 137 años con los que se ha descubierto muchas variaciones de luz artificial a tal punto que un mini foco alumbra más que una bombilla, me refiero al famoso LED.

Pero de lo que no podremos escapar jamás son de las velas, estas han ido evolucionando y han formado parte de nuestras noches obscuras a lo largo de nuestras vidas siendo tan versátiles como nuestra imaginación lo permita y… ¡Ojo! Son una gran opción de decoración.

 

 

Las velas más populares

  • Velas de te: Así se les conoce a las que tienen base de aluminio, estas llegan a durar de 4 a 5 horas y son ideales para los pequeños fondues o mejor conocidos como quemadores de perfume.
  • Velas flotantes:  Este tipo de luces es ideal para la
    velas_flotantesdecoración ya que por su forma pueden estar en agua totalmente encendidas, para que den mucha luz tienes que poner varias en conjunto y te pueden llegar a durar máximo 4 horas encendidas.
  • Velas de candelabro: Son las tradicionales velas largas y delgadas y estas llegan a durar solamente 2 horas.
  • Velas pilar: Las velas que hay en los templos, pueden ser muy altas o muy pequeñas pero siempre serán anchas; este tipo de velas genera mucha luz por horas y horas, son ideales para algún tipo de centro de mesa con arena o dentro de algún recipiente.
  • Velas decorativas: El término es muy fácil de entender, pues en esta categoría entran las figuras de cera, las velas que llevan algo encapsulado, talladas, con diversos colores y mechas, con incrustaciones etc.

 

 

Ahora que ya categorizamos las velas puedes ir pensando que tipo te gustaría en casa y donde la colocarías.

Otra opción que te dan estas románticas luces es un momento de relajación, paz y armonía; como lo comentábamos al principio para las velas todo es posible mientras sea imaginable por eso vamos a agregar  la aroma terapia a las velas.

La aroma terapia es una disciplina que utiliza el poder del sentido del olfato para estimular las funciones del organismo a nivel sensorial y extra sensorial con el uso de los aceites esenciales extraídos de hojas, flores, raíces y tallos, cada aroma ayuda a distintos padecimientos, actitudes o para apoyo de terapia.

 

 

 

Las velas con esencia y sus efectos

  • Canela: Atrae clientes. Es afrodisíaca y un estimulante mental; elimina la fatiga nerviosa, es un estimulante natural y se dice que es afrodisíaco
  • Coco: Reduce el ambiente negativo. Atrae los buenos amigos y endulza los ambientes.
  • Lavanda: Relajante, elimina la ansiedad y el estrés, ayuda a despejar las mentes cansadas. Muy utilizado a la hora de preparar exámenes.
  • Jazmín: Antidepresivo, relajante y sedante. Elimina los olores desagradables.
  • Sandía: Reduce el ambiente negativo.
  • velas_verdesManzana: Alivia la migraña.
  • Gardenia: Genera bienestar y fuerza para salir de un problema.
  • Vainilla: Es aromatizante, endulzante, antidepresiva y calmante. Para los enamorados, materializa una relación sexual y amorosa. Su fragancia sensual atrae de igual manera a los hombres que a las mujeres.
  • Limón / Cítricos: Evita la depresión, la ansiedad y el mareo.
  • Eucalipto: Desinfecta el ambiente y promueve la concentración.
  • Rosa: Mitiga la depresión, el insomnio, el dolor de cabeza, la tristeza y el estrés en general.
  • Geranio: De efecto equilibrante, aporta un balance entre cuerpo, mente y emociones. Alivia la ansiedad, la depresión y los estados de humor cambiantes.
  • Naranja: Es antiespasmódica, sedante, astringente, antiséptica y depurativa.
  • Tomillo: Despierta la memoria, la inteligencia y la capacidad de concentración. Recomendado en casos de agotamiento mental, estrés o esfuerzo excesivo.
  • Cedro: Inspira ánimo y optimismo. Logra una excelente conexión entre lo físico y lo espiritual, contribuyendo a que nuestra mente se aclare y a que tengamos buen juicio. Calma la agresividad.

 

Eligiendo tu estilo de decoración y tu aroma preferido, te recomendamos apagar las luces por un momento y encender las velas, respirar profundamente y relajarte; esto lo puedes hacer por las mañanas o por las noches y para que la vela comience a dejar su aroma en toda tu habitación

Debes dejarla prendida por al menos una hora.

 

 

 

 

 

Deja un comentario