Recomendable para ambientes amplios, la decoración estilo industrial surge en la década de los cincuenta en la ciudad de Nueva York debido a que un grupo de artistas decidieron mudarse a lo que fuese antiguas fábricas o depósitos, los cuales gozaban de generosos espacios y por supuesto, una excelente iluminación.

Durante los últimos dos años, esta tendencia decorativa ha ido a la alza en las principales metrópolis alrededor del mundo gracias a ese toque atemporal y que a su vez brinda cierto toque de vanguardia a nuestros hogares. Muros de ladrillo al desnudo, grandes vigas de acero, tuberías al descubierto y otros factores se convierten básicamente en la columna vertebral de la decoración industrial, la cual dista de pretensiones en comparación a otros estilos.

 

decoracion estilo industrial

 

No obstante de los elementos antes mencionados, la decoración estilo industrial tiene un estrecho vínculo con el concepto de viviendas tipo loft, es por ello que para aplicar correctamente dicha tendencia decorativa es vitalmente necesario contar con superficies sin ningún tipo de interrupción visual (paredes, divisiones, etcétera) y contar con un paleta de colores minimalista (blanco, gris, negro) para no empañar su estética.

Los muebles recomendados para este estilo son aquellos elaborados a base de metales y acero principalmente, dando contraste con algunos detalles en madera (preferentemente al natural) para aportar al ambiente un toque de calidez.

Los complementos para este estilo decorativo industrial sin duda son las lámparas, estantes móviles y algunos muebles con tintes vintage o retro; estos últimos aplicarlos en pequeños detalles para que no hagan un choque visual con los demás elementos.

 

decoracion estilo industrial

 

 

Deja un comentario