Al hablar de decoración vintage nos referimos a mobiliario y accesorios que aparenten cierta edad, no precisamente nos referimos a antigüedades. Actualmente, esta tendencia en decoración ha tomado gran auge dentro del interiorismo ya que brinda a los espacios un ambiente de intimidad y elegancia.

El objetivo de una decoración vintage es mezclar elementos clásicos y tradicionales para reinventarlos con artículos modernos.

Se debe tener mucho cuidado al momento de aplicar esta tendencia para no excederse. Los muebles son piezas clave y dependiendo la elección de los mismos se conseguirá el éxito de la decoración.

Existen muchos muebles de este estilo que van desde los más naturales con tapicería lisa y madera decapada hasta los más extravagantes con molduras rocambolescas, tapices llamativos y superficies lacadas en tonalidades blanco y negro.

 

accesorios vintage

 

La tapicería en los muebles y en las paredes otorga un toque de distinción al ambiente que se desea crear. Los colores claros y estampados ligeros darán armonía y amplitud al entorno en que sean aplicados.

Existe un derivado de esta tendencia llamado vintage romántico; en el que de igual forma se mezcla lo clásico, lo moderno y lo antiguo pero utilizando colores claros o tonalidades pastel. Este estilo dará a tu habitación una sensación relajante, fresca y muy femenina.

Algunos complementos básicos para una decoración vintage son los siguientes:

  • Lámparas colgantes de araña
  • Espejos rococó
  • Floreros y jarrones
  • Portarretratos

En esta tendencia, influye bastante la creatividad que se tenga para reutilizar algunos artículos y decoraciones con las que ya se cuenta y darles una nueva función. No todo tiene que ser nuevo o adquirido en anticuarios y tiendas especializadas: Maletas viejas, alfombras, libros, cojines, cuadros, utensilios… ¡Todo pueden servir!

 

vintage-deco

 

 

 

Deja un comentario