Surgida en la década de los cuarenta, la subcultura hipster ha ido tomando sus respectivas evoluciones con el paso de los años. Aunque en la actualidad es asociada mayormente a la industria musical independiente y a un estilo de vida, la tendencia hipster también ha logrado filtrarse con éxito en el ámbito de la arquitectura y por supuesto la decoración.

Admitámoslo, esta corriente decorativa predomina actualmente en las boutiques y centros nocturnos en boga de las grandes metrópolis del mundo, y la razón de su éxito es que la decoración hipster brinda un contraste de emociones a los espacios: Mientras crea un ambiente melancólico al utilizar elementos de otras épocas también otorga una sensación vanguardista, de elegancia y sobriedad.

Siendo éste estilo el resultado de la mezcla de otras tendencias (estilo inglés, vintage, industrial, modernista, etcétera), la decoración hispter es sin duda un abanico de posibilidades para nuestra imaginación. De acuerdo a los ideales básicos de la cultura hipster, ésta tendencia va en contra de los convencionalismos (mainstream) y siempre está en busca de estilismos, costumbres y hábitos diferentes a los adquiridos por la sociedad. Ésta ética también es ejercida en la cuestión decorativa con el firme objetivo de hacer de nuestro hogar un lugar único, pero…

 

decoración hipster

 

¿Qué elementos necesitamos para lograr una adecuada decoración hipster?

Todos aquellos muebles con aire retro (mesas, sofás, sillas, cuadros, candelabros, lámparas) son indispensables así papel tapiz, esculturas, utensilios vintage, relojes, libros antiguos, entre otros como complementos decorativos. La cultura hipster está íntimamente vinculada con el cuidado y conservación del medio ambiente, es por ello que las plantas juegan un papel primordial en dicho estilo decorativo; mismas que pueden ser colocadas en viejas botellas, cajas de madera, vasijas de cerámica, por mencionar algunos.

 

¡Nunca los muebles antiguos de la familia fueron tan valiosos!

Este es el momento de sacarle provecho todos aquellos muebles que permanecen almacenados o que estaban en vistas de ser desechados. Aquellos viejos discos de acetato, fotografías antiguas en blanco y negro, equipos de radio, televisiones… Todos estos elementos darán un toque bohemio y cool a nuestros espacios.

 

decoracion hipster

 

Deja un comentario