Este miércoles 26 de diciembre se cumplió el cuadragésimo quinto aniversario de la emblemática película de terror El Exorcista; largometraje dirigido por William Friedkin que es considerada hoy en día como una de las mejores cintas del género de horror de todos los tiempos.

Protagonizada por la joven Linda Blair, la cinta narra la historia de Regan McNeil, una adolescente hija de una reconocida actriz quien, tras “jugar” con una tabla de ouija que encontró en el ático de su casa en Washington, comienza a experimentar una serie de trastornos indetectables por los médicos y la ciencia.

Ante la desesperación, su madre -una atea declarada- recurre a un sacerdote católico quien determina que el extraño comportamiento de Regan es producto de una posesión demoníaca y, la única solución para liberarla física y espiritualmente de ello es someterla a un exorcismo.


La cinta, causó polémica entre la sociedad de aquella época por su trama y algunas de sus aterradoras escenas, las cuales provocaron desmayos y ataques de pánico a los espectadores, según informes.

Un artículo del sitio The Hollywood Reporter puntualiza que William Friedkin -su director- tenía como idea principal hacer reflexionar al público sobre la religión y el misterio de la fe; sin embargo, esta pasó a convertirse en un auténtico referente dentro del cine de terror.

Sus logros y su legado

Basada en la novela homónima de William Peter Blatty, la cinta -con un presupuesto de 12 millones de dólares-llegó a las salas de cine en 1973 y logró recaudar más de 441 millones de dólares en la taquilla a nivel mundial, según registros.

El trabajo de Friedkin plasmado en la cinta no sólo fue reconocido por el público. El Exorcista cosechó un total de 10 nominaciones a los premios Oscar; máximo galardón en la industria del cine y se convirtió en la primera película de terror en contender por la estatuilla a Mejor Película.

Al final, la cinta sólo obtuvo los Oscar en las categorías a Mejor Guión Adaptado y Mejor Sonido.

Ante el impacto de la historia, el proyecto dio pie al lanzamiento de El Exorcista II: El Hereje (1977) -con las actuaciones de Richard Burton, James Earl Jones y Max von Sydow-, El Exorcista III (1990) -dirigida por el escritor William Peter Blatty- y El Exorcista: El Comienzo (2004); largometrajes que no corrieron con la misma suerte de la primera, tanto en calidad de la historia como en recaudación en taquilla.

Deja un comentario