Sin duda, en la actualidad ser healthy se ha convertido en una tendencia con un gran impacto a nivel mundial y cada vez son más los productos y tiendas que la promueven. Lejos de ser algún tipo de dieta, healthy es un estilo de vida en el cual, sus seguidores  cambian su alimentación de manera práctica y creativa así como la adopción de nuevos hábitos tales como el ejercicio, meditación, yoga, entre otros.

Sin embargo, y como en todo, el estilo de vida healthy en exceso tiene sus consecuencias, tanto en lo físico como en otros factores como nuestro bolsillo. Y es que, existen personas que se obsesionan enardecidamente con esto y pierden el control en sus decisiones al momento de adquirir servicios o productos que garantizan ser parte de este movimiento saludable, tales como gastar enormes cantidades en especialistas o lifestyle coaches o pagar incluso el doble por un platillo healthy en restaurantes.

El estilo healthy no es sinónimo de precios excesivos en ningún aspecto. La decisión la tenemos nosotros y eso es importante tenerlo en cuenta. Recordemos que ser “perfectamente saludable” no es posible, pero podemos mejorar nuestros hábitos alimenticios en de una manera más sana para nuestra mente y organismo.

 

estilo healthy

 

Todo en la vida es un balance. No caigas en la fiebre de adquirir todo aquello que tenga en su etiqueta la leyenda healthy ni te conviertas en la presa perfecta de personas que aseguran tener el secreto para conseguir una figura envidiable en cuestión de semanas.

Lo más importante es estar bien consigo mismo y por supuesto, con nuestras finanzas… Si no está dentro de tus posibilidades contratar un instructor privado ¡No importa!, da el primer paso y acude con un nutriólogo para que sea este quien determine la forma más adecuada de comenzar un estilo de vida saludable.

 

 

Deja un comentario