La temporada decembrina es la época más mágica del año, pero hay otra leyenda de Navidad más oscura cuya sombra sobre la cultura popular está creciendo cada vez más. El folclor antiguo nos advierte sobre Krampus, un mito que se remonta siglos atrás a través de las culturas europeas. Una bestia con cuernos que captura a los niños desobedientes en Navidad, Krampus es parte festivo y parte monstruo.

Santa premia a los bien portados; Krampus castiga a los mal portados. Santa trae risas y alegría; Krampus provoca oscuridad y caos. Santa trae regalos; Krampus roba almas. Ahora el legendario Krampus es inmortalizado en una nueva película que proyectará una maliciosa sombra festiva sobre la Navidad en los años por venir. Krampus, de Legendary Pictures, un oscuro cuento festivo sobre este maligno espíritu navideño, revela un lado irreverentemente torcido de la época decembrina.

 

 

Cuando una familia disfuncional tiene altercados durante la época navideña, el sensible y reflexivo joven Max Engel (Emjay Anthony de Chef) se desilusiona y le da la espalda a la Navidad. Lo que no sabe es que la falta del espíritu festivo ha desatado la ira de Krampus: una fuerza demoníaca ancestral resuelta a castigar a los no-creyentes.

El infierno se desata mientras que retorcidos impostores de los queridos íconos navideños—desde un muñeco de nieve corroído y querubines demoníacos hasta salvajes osos de peluche y galletas de jengibre perversamente deliciosas—cobran monstruosa vida propia, sitiando el hogar de la fracturada familia y forzándolos a luchar por los demás con la esperanza de sobrevivir.

 

 

Deja un comentario