La familia es el cimiento de nuestra sociedad. Es precisamente dentro del núcleo familiar en donde nuestros hijos aprenden la educación y los valores que desarrollarán en un futuro cuando estos se conviertan en seres autónomos y por ende, los trasmitan a sus respectivos hijos en el momento en que estos decidan formar su propia familia.

Pese al ritmo y el estilo de vida que existen en la actualidad; la familia es y será la principal fuente para cultivar y practicar los valores. Lamentablemente, los contenidos en los medios de comunicación, los avances tecnológicos y el desinterés por parte de los nuevos padres por trasmitir una buena educación y valores a sus hijos han provocado un severo deterioro en la sociedad de nuestro país y en el mundo.

valores en familia

Los padres de familia somos responsables de la formación moral de nuestros hijos; es por ello que una verdadera fomentación de valores es tener coherencia en nuestras acciones y comportamiento de acuerdo a los valores que enseñemos a nuestros hijos. Si dentro del hogar se vive en un ambiente de desorganización, impuntualidad e irresponsabilidad no podemos pretender que los menores tengan una actitud recta y virtuosa; si por lo contrario, existe un ambiente de cooperación, equidad, respeto y comunicación por parte de los adultos; los niños asimilarán estos valores como parte de su formación ética y moral.

Los valores se trasmiten en la convivencia durante el día a día. Cualquier ocasión es perfecta para enfatizar la importancia de los valores dentro de nuestra familia. Un momento de conversación durante la cena en la cual cada uno de los miembros de la familia exprese las situaciones vividas durante el día ayudará a fomentar la comunicación familiar. Al terminar los alimentos y hacer partícipes a levantar la mesa y lavar los platos en forma conjunta les enseñará la importancia de la equidad y responsabilidad.

La honestidad, igualdad, humildad, gratitud, optimismo y esfuerzo son tan solo algunos de los múltiples valores que pueden ser trasmitidos dentro de nuestro hogar. Hagamos de nuestros hijos personas con valores fundamentados para crear a una mejor generación para la sociedad.

 

 

Deja un comentario