(Notimex) Guillermo del Toro se declaró fiel a sí mismo y a sus monstruos, con los que ha trabajado desde hace 25 años, tras ser galardonado como mejor director por su cinta La Forma del Agua.

Al asistir a la sala de prensa de los ganadores, Del Toro se mostró feliz y aseguró: “es muy bonito recibir este premio, que se lo dedico a los mexicanos y que nos permite recordarle al mundo que aún hay mucho de bondad”.

El director de The Shape of Water o La Forma del Agua, que consiguió su primera nominación al Globo este año, se comprometió a permanecer fiel a sí mismo.

“He sido muy obstinado durante muchos, muchos años”, dijo, lo que provocó algunas risas de la prensa reunida detrás del escenario. “Sólo hago las historias que quiero contar. Sólo les digo la forma en que quiero contarles”, apuntó.

“He estado haciendo esto durante 25 años y, con la excepción de 1995 con ‘Mimic’, las películas que hice fueron las que creo que necesito hacer“, reiteró.

 

The Shape of Water

 

Admitió que todas sus películas, en cierto modo, son sobre su propia vida, lo que “simplemente sucede”, al señalar que La Forma del Agua es relevante para el tiempo actual.

Creo que tienes que hacer películas sobre cosas que están cerca tuyo, que entiendas“, explicó.

Poder contar estas historias “es un regalo y una bendición, y también lo es para otros que podemos compartir la sociedad que nos ha tocado vivir”, resaltó. Del Toro externó su orgullo de ser mexicano, pues “nadie ama la vida como nosotros, como a la muerte apreciamos la vida, y cuando vamos ahí el destino final es la muerte y el tren es la vida”.

“Hay en esta belleza amor, libertad, y cuando eliminas esa ecuación es un panfleto de una realidad”, finalizó.

Con La Forma del Agua, Del Toro derrotó a Martin McDonagh con Three Billboards, Christopher Nolan con Dunkirk, Ridley Scott con All the Money In the World, y Steven Spielberg con The Post.

 

 

Deja un comentario