Jake

El actor Jake Gyllenhall, al que hemos visto en cintas como Donnie Darko, El día después de mañana, Soldado Anónimo, Secreto en la Montaña, entre otras; tiene en la mira a la estatuilla más codiciada del septimo arte: el Oscar.

Se dice que el actor californiano será nominado por su papel en la cinta Revancha (Southpaw), donde interpreta a Billy “The Great” Hope, un campeón del boxeo; pero, como si este papel no fuese suficiente, esta semana se develó el primer tráiler del largometraje Demolition, cinta en la cual interpreta a Davis, un exitoso empresario que lucha con la pérdida de su esposa tras un aparatoso accidente automovilístico. Está cinta aumenta las posibilidades de que gane el premio de la Academia pues el director de la cinta es Jean-Marc Valée, quien se encargó de dirigir Dallas Buyers Club y Wild, cintas que les concedió todo tipo de premios y nominaciones para los actores Matthew McConaughey, Jared Leto y Reese Witherspoon.

 

 

Además, esta semana se estrena Everest, una cinta biográfica que cuenta la historia de un grupo de montañistas que sufren los estragos de la naturaleza, en donde también actúa Gyllenhaal.

Jake Gyllenhaal nos muestra su amor hacia su trabajo pues ha estado arrasando con el mundo cinematográfico, ya que en menos de 5 años ha realizado 11 películas, tanto independientes como comerciales pero que todas son garantía de un excelente trabajo.

Estas películas son: El príncipe de Persia, Amor y otras Adicciones, Ocho Minutos Antes de Morir, En la Mira, Intriga, Enemy, Nightcrawler, Accidental Love, Revancha, Everest y Demolition.

 

imrs

En la realización de estas cintas, se ha visto tanta pasión y profesionalidad que se ha puesto bajo sorprendentes cambios físicos. Sin duda, la mayor prueba de estos cambios fueron las transformaciones que hizo de las cintas Intriga a Nightcrawler; donde bajó más de 10 kilos para interpretar al protagonista. Y de Nightcrawler a Revancha donde tuvo que recuperar el peso perdido en la cinta anterior y aparte ganar 7 kilos de puro músculo. Para lograr esto, se sometió a una rigurosa dieta y una rutina intensa de ejercicio que constaba de más de 6 horas diarias en el gimnasio.

 

Deja un comentario