Aunque se trata de un simple par de palabras, para muchas personas decir “te quiero” y “te amo” representa un problema por diversas razones, siendo entre las principales no ser capaces de expresar sus emociones o por considerar que el amor o afecto que sienten por la o las personas es evidente y no hace falta expresarlo. Si tú eres de las personas que expresas tus sentimientos sin dificultad alguna, seguramente te preguntarás ¿Qué de malo tiene hacerlo? o ¿Por qué les es tan difícil decirlo?, sin embargo, hay un trasfondo más allá de estas palabras.

 

muestras de cariño

 

Como padres, el dar a conocer nuestro afecto crea un fuerte reconocimiento a nuestros hijos y refuerza los lazos familiares, haciendo que desde pequeños, estos aprendan a expresar sentimientos de cariño a los miembros de la familia y los prepara para sus relaciones afectivas, llámense amistades y parejas. Quien recibe amor desde niño, compartirá su amor y afecto por el resto de su vida.

Pero, ¿Qué sucede cuando esto no es así? Lógicamente las personas que crecieron con la ausencia de abrazos y palabras afectuosas, desconocen las formas de expresar sus sentimientos y no saben cómo actuar ante estas situaciones. Sin embargo, nunca es tarde para aprender y no se trata simplemente de decir palabras vacías, estas hay que demostrarlas, hay que sentirlas. Las muestras de cariño son fundamentales para el éxito en una pareja: Las caricias, los besos y los detalles (no precisamente materiales) son los complementos de las palabras y estos reavivan día con día la pasión en una relación.

En una situación difícil, un “te quiero” puede provocar una sensación de alivio y es capaz de producir un momento de felicidad inolvidable; recordemos que toda relación inicia con un “te amo”, entonces ¿Por qué no seguir diciéndolo?

 

Nota:
El amor se puede expresar en cualquier día, en cualquier lugar y en cualquier momento, no sólo el día de San Valentín así que no dudes en decirlo cuantas veces creas que sea necesario.

 

 

Deja un comentario