LA PEOR CRISIS TELENOVELERA

Mientras las telenovelas del Canal 2 de Televisa, no pasan de los 16 o 17 puntos de rating (cuando hace un año rozaban los 30 puntos) en Azteca, la señora Elisa Salinas reconoce que su barra telenovelera de derrumba, que gastan muchos millones y no los recuperan. La solución: reducir su número de producciones y, mejor, ir a lo seguro: importación de telenovelas brasileñas (con un muy superior nivel), luego del éxito de Avenida Brasil. Lo curioso es que, mientras, las jefas de prensa de Azteca y Azteca Novelas, invitan a comer a líderes de opinión, para negar lo que su patrona declaró y juran que “todo va bien”, a pesar de la anulacióm de contratos de exclusividad y, por ejemplo, la reciente cancelación de su más reciente fracaso: Un Espacio Para el Amor.

 

SÍ Y NO

Se le agradece a Jessica Coch, su capacidad para bordar personajes, dándole a cada uno su propio sello. Ahora, en Amor de Barrio, se luce, interpretando a la misteriosa Tamara que por las noches se convierte en Monalisa. Dos mujeres totalmente diferentes, dos verdaderas creaciones. En cambio, a la pobre de Laisha Wilkins, se nota que la dejaron a la deriva en Que Te Perdone Dios, dando vida a las gemelas Ximena y Daniela. No es culpa de ella, sino de los encargados de diseño de imagen de la telenovela. Unas gemelas con el mismo corte, peinado y color de cabello. Ni siquiera alguna variación en el maquillaje. Para colmo: ambas usan aretes igualitos. Ningún toque que distinga a una de la otra.

 

LO MISMO

El tan socorrido “síndrome” de la madre que perdió a su hija años atrás y se la pasa llorándole y buscándola, sin advertir que por azares del destino la tiene enfrente, sin reconocerla (como sucedió recientemente en Muchacha Italiana Viene a Casarse), sigue siendo un recurso que se repite. Lo peor en tres telenovelas al aire: en Amor de Barrio, la casualidad reúne a Blanca Estela (Julieta Rosen) con Paloma (Renata Notni), la hija que le arrebataron años atrás. Seguimos con Que te Perdone Dios, aunque aquí, la anécdota varía: Abigail (Zuria Vega) crece cerca de su verdadera madre, aunque lo ignora, creyendo que es su madrina. ¿Así o más absurdo? Y para rematar, en Lo Imperdonable, Magdalena (Claudia Ramírez) busca y busca a su hija perdida, Verónica (Ana Brenda Contreras) sin que ninguna advierta que están frente a frente, igualito que en las otras historias.

 

CUADRO DE HONOR

 

Cuadro Erik

 

 

Caminos de Guanajuato, sin duda, la mejor telenovela que (aunque refrito de la serie española Gran Reserva), ha producido Azteca Novelas en toda su historia, desde Mirada de Mujer, (aunque producción de Argos TV), con una trama bien elaborada y diferente y un elenco de primerísimo nivel, en el que una vez más destaca Erik Hayser como Gilberto, digno protagonista, en la que podría ser su consagración definitiva como uno de los actores-galanes más talentosos y versátiles de los últimos años.

 

 

 

 

 Rubén Aviña

 

 

Deja un comentario