joyas de Maria Felix

 

Si bien, su paso por la industria cinematográfica le dio fama internacional; el legado de la mexicana María Félix también incluye la moda, sector en donde su belleza y excentricidad causó gran impacto hasta convertirá en un ícono que ha traspasado las barreras del tiempo.

Amante de los diseños de firmas como Balenciaga, Christian Dior y Yves Saint Laurent; María Félix fue una ferviente admiradora y coleccionista de joyas; gusto que reflejó en sus películas así como en su ostentoso estilo de vida.

A lo largo de su vida, la actriz lució un sin número de piezas de joyería que complementaban su belleza nata; sin embargo, las piezas exclusivas que María Félix encargó a la casa francesa Cartier fueron las que mayor fama le dieron al respecto y que la convirtieron en una de las clientas más famosas de la firma.

 

 

joyas de Maria FelixLas piezas más famosas que la actriz encargó a Cartier son su emblemático collar de cocodrilo, prenda que la diva solicitara en el año de 1975 como réplica de un pequeño cocodrilo que Félix tuvo como mascota y que fuese elaborada con dos copias; una compuesta por esmeraldas mientras que la segunda poseía diamantes amarillos. Las piezas del prominente y exótico collar, también solían ser portadas por la actriz de Doña Bárbara como broches en forma individual.

Sin embargo, siete años antes María Félix había solicitado a la firma de joyería un diseño al cual se le denominó Collar Serpiente; pieza compuesta por platino, oro blanco, oro amarillo y dos esmeraldas (los ojos de la serpiente). Esta espectacular prenda posee 2473 diamantes y tiene un peso de 178.21 quilates.

Estos exquisitos reptiles de María Félix han sido exhibidos en distintas ciudades del mundo a través de exposiciones de joyería de Cartier, mismas que además de mostrar las piezas diseñadas por “La Doña”, reúnen prendas de otras mujeres emblemáticas como Grace de Mónaco, Elizabeth Taylor, por mencionar algunas.

 

Deja un comentario