Spread the love

 

Leche de Almendras: Una excelente alternativa alimenticia.

 

Durante los últimos años, científicos y especialistas han demostrado que la leche extraía de la vaca no es tan saludable ya que no obstante que provoca inflamación y malestares en el organismo, cada vez son más las personas que son intolerantes a la misma. Actualmente, existen en el mercado varias opciones para los intolerantes a la lactosa, entre ellas y siendo una de las más benéficas se encuentra la leche de almendras; una excelente alternativa para sustituir la leche de vaca.

Aunque posee la misma consistencia de la leche vacuna, la leche de almendras goza de un sabor y tono más ligero y agradable a nuez. Siendo totalmente vegetal, natural y equilibrada; la leche de almendras no contiene aditivos ni conservadores. Un vaso de leche de almendras contiene aproximadamente 71 calorías en comparación a la leche de vaca, que contiene alrededor de 85 calorías por vaso.

Rica en vitaminas E, D y A, omega 6, zinc, hierro, calcio, potasio, magnesio y proteínas; la leche de almendras está totalmente libre de lactosa. Contiene un alto porcentaje en fibra, lo cual protege las paredes intestinales, principalmente el colón y regula las velocidad de absorción de los azúcares y el colesterol. Además de ser un excelente digestivo, la leche de almendras mejora considerablemente las condiciones gastrointestinales de quien la ingiere.

Así mismo, la leche de almendras ayuda a nivel cardiovascular a mejorar los niveles del colesterol bueno (HDL) y reduce el malo (LDL), los triglicéridos y fortalece al corazón en su funcionamiento.

Por su contenido de vitamina B2, la leche de almendras ayuda al crecimiento de las uñas y el pelo, fortaleciéndolos y dando a la piel una mejor hidratación.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.