Cultivada en Asia central, América del Norte y algunas regiones de Europa, la linaza (semilla de la planta Linum usitatissimum) es un alimento rico en propiedades nutricionales con efectos potencialmente benéficos para la salud humana gracias a sus altos índices de ácidos grasos, vitaminas y minerales además de su gran cantidad de fibra dietética; bondades que pueden ayudar a reducir considerablemente el colesterol, estabilizar los niveles de azúcar en la sangre, fortalecer el calcio en los huesos y con esto evitar el desgaste y la pérdida ósea, entre otros.

Por su contenido de ácido linolenico, la linaza previene diversas enfermedades inflamatorias, siendo la gastritis, colitis, artritis principalmente. Sus fibras solubles absorben el colesterol y evitan su acumulación en la sangre, eliminándolo del organismo por vías naturales, mismas que alivian los problemas de estreñimiento y regulan el peristaltismo intertinal.

Siendo una fuente natural rica en fibras vegetales, la linaza se convierte en un excelente cereal en la búsqueda de la pérdida de peso, regulando el apetito de quien la consume y ayudando al control del sobrepeso en pacientes con problemas de obesidad. Además, la linaza es un reductor natural de estrés y de acuerdo a estudios recientes, arrojan que el aceite de linaza contiene propiedades afrodisiacas.

Con un gran contenido de vitaminas, como las del grupo B (vitamina B9 o ácido fólico), además de vitaminas C y E; antioxidantes ideales para disminuir el proceso natural del envejecimiento. La semilla de linaza es un fuerte protector contra la formación de tumores cancerígenos, ya que cada grano contiene 27 componentes anti-cancerígenos, entre ellos la lignina. Adicionalmente, previene la formación de coágulos de sangre en las venas y arterias, disminuyendo con ello los riesgos de ataques cardiácos.

Sus altos niveles de fitoquímicos benefician el balance de la carga hormonal, especialmente en el caso de las mujeres; es por ello que su consumo no es recomendado durante el periodo de embarazo y lactancia, sin embargo, la linaza funge como un buen aliado para la fertilidad femenina y un alivio en los síntomas de la menopausia.

 

 

Deja un comentario