Thomas y el resto de clarianos descansan después de escapar del laberinto, sintiendo que ya pueden estar a salvo de los peligros. No obstante, unos gritos perturbados los despiertan, teniendo que enfrentarse a una realidad todavía más aterradora que la anterior.

Los pasos en ese nuevo mundo son cada vez más peligroso y todo se ha convertido en un estepa caliente en el que se ven perseguidos y amenazados por cuerpos con llagas, debido al “Destello”. Tampoco pueden confiar en los adultos, hambrientos y delirantes, que los persiguen y acechan por ese mundo apocalíptico.

En esta nueva aventura de supervivencia, Thomas no sólo debe descubrir todo su pasado, sino saber en quién debe confiar para seguir adelante y enfrentarse a su mayor desafío hasta el momento: buscar pistas sobre la misteriosa y poderosa organización conocida como CRUEL. Este viaje les llevará a “La Quemadura”, un apocalíptico lugar repleto de inimaginables obstáculos. Formando equipo con miembros de la resistencia, los clarianos deberán desenmascarar a las fuerzas superiores de CRUEL y averiguar qué planes tienen para todos.

 

 

Esta cinta es la segunda adaptación de la trilogía Maze Runner, inspirada en los libros homónimos de James Dashner. El primer libro fue llevado al cine en 2014 y la tercera parte la veremos en las salas cinematográficas en febrero del 2017. Esta franquicia es dirigida por Wes Ball,  director de 29 años y de origen americano y protagonizada por su compatriota Dylan O’Brien.

Maze Runner: Prueba de Fuego es dirigida por Wes Ball (Maze Runner: Correr o Morir) y producida por Ellen Goldsmith-Vein (Las Crónicas de Spiderwick ), Wyck Godfrey (Crepúsculo), Marty Bowen (Bajo la Misma Estrella), Lee Stollman y Joe Hartwick, Jr. El guión es de T.S. Nowlin y está basado en la segunda novela de la épica serie de libros de Maze Runner de James Dashner, que ha vendido más de tres millones de copias.

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.