Lo mejor y peor de la Gala MET 2015

 

Considerado como uno de los mayores eventos de moda del año, la noche del 4 de mayo se llevó a cabo la gran exposición de primavera en el Museo Metropolitano de Nueva York (MET) titulada China: Through the Looking Glass (China: A través del Espejo) que refleja como la sociedad occidental ha interpretado a la legendaria cultura oriental.

Como cada año desde 1999, esta importante ceremonia tiene como anfitriona a la renombrada editora de Vogue Anna Wintour; quien puntualmente arribó al recinto vestida con un diseño de alta costura de Chanel ornamentado con flores rojas, las cuales evocaban la mundialmente afamada porcelana china. Éste año, la MET Gala contó con la presencia de más de 500 personalidades del mundo de la música, el cine, la moda y las artes cuidadosamente seleccionadas por la propia Wintour.

Entre las celebridades destacadas de este año, pudimos apreciar la presencia de las top models Cara Delevigne, Behati Prinsloo, Candice Swanepoel y la brasileña Adriana Lima, quien portaba un vestido rojo con detalles platinados en conjunto con un maquillaje y estilismo que rozaba en lo gótico. El mundo de la música también se hizo presente en este evento con la asistencia de las popstars Katy Perry luciendo un Moschino negro con motivos de graffiti, la joven cantante Selena Gomez quien portaba un exquisita creación en blanco de Vera Wang y una excéntrica Lady Gaga con un diseño de Balenciaga que rememoraba los voluminosos vestidos de la aristocracia asiática.

Los actores que causaron sensación durante su paso por la red carpet del MET sin duda fueron George Clooney junto a su esposa Amal, ambos impecables y consolidándose poco a poco como una de las parejas más it de la actualidad. A su vez, la protagonista de Cincuenta Sombras de Grey, Dakota Johnson acaparó los flashes de la prensa al luciendo una corta melena y un espectacular mini vestido de la firma Chanel Haute Couture.

La temática oriental sin duda era una sugestión atractiva y excesivamente peligrosa para todos, sin embargo, hubo quienes quisieron interpretarla al extremo y, no dejaron indiferente a nadie; consiguiendo robarse la mirada del mundo entero (para bien o, para mal).

Las protagonistas de las críticas en las redes sociales fueron invariablemente la cantante de Barbados, Rihanna; quien optó por un enorme diseño del modisto Guo Pei, que constaba de una gigantesca cola con bordados elusivos a la cultura china. Por otra parte, la actriz y protagonista de Sex And The City, Sarah Jessica Parker robó protagonismo con su vestido negro de H&M y un llamativo tocado creado por Philip Treacey, mismo que hacia una clara alusión a los míticos dragones orientales.

Las transparencias también hicieron manifiesto en la gala a cargo de Kim Kardashian y la cantante estadounidense Beyoncé; siendo la intérprete de “Crazy In Love” quien portaba un Givenchy con incrustaciones que cubrían sus partes más íntimas, mientras que la esposa del rapero Kanye West se decantó por un diseño en tono blanco con una cola rematada con plumas de Roberto Cavalli.

 

 

Deja un comentario