Excesos e irreverencia podrían ser dos de las características principales de las red carpets correspondientes a las entregas de premios de los MTV VMAs; ceremonia que año tras año despierta la curiosidad del publico por ver cuáles serán los outfits seleccionados por sus estrellas favoritas para la ocasión.

En esta ocasión la “alfombra blanca” previa a la ceremonia atestiguo el paso de los nominados, importantes figuras de la música y del entretenimiento quienes se dieron cita al Madison Square Garden para disfrutar de una de las máximas fiestas de la industria musical.

A continuación, señalamos los que sin duda fueron los atuendos más destacados (para bien o para mal) de la white carpet de los premios VMA’s en su trigésima segunda edición… ¡Toma nota!

 

Liderando la lista de nominados de este año gracias a su trabajo con Lemonade, su más reciente álbum de estudio; la cantante estadounidense Beyoncé arribó a la ceremonia ataviada en un exótico diseño firmado por Francesco Scognamiglio, prenda que causó controversia entre el público debido a sus transparencias así como por sus acabados.

Dispuesta a regresar por todo lo alto a la ceremonia tras 9 años desde su última presentación, la “Princesa del Pop” Britney Spears cautivó a las cámaras con su sensual figura que se acompañaba de un asimétrico vestido negro de Julien McDonald que resaltaba su estilizada melena rubia y unos stilettos a juego de la firma francesa Christian Louboutin.

 

 

 

Aplicando la regla de “menos es más”, la diva juvenil Ariana Grande sorprendió a las cámaras con un look relajado a base de un pantalón holgado tipo sastre y un diminuto top negro de encaje. Cabe señalar que, la intérprete de “Break Free” lució un discreto maquillaje y su ya característica coleta.

Rindiendo un tributo a la irreverencia, la actriz y cantante Rita Ora optó por un vestido con transparencias de Marc Jacobs, chaqueta de cuero y unas prominentes plataformas.

De la extravagancia pasamos a la simpleza con la prestigiada cantante Alicia Keys, quien se mantiene fiel a su nueva filosofía de una belleza al natural y asistió a la gala luciendo su rostro sin una gota de maquillaje y portando un maxi vestido rojo con detalles tropicales.

La alfombra blanca de los VMA’s se engalanó con el paso de la consagrada supermodelo británica Naomi Campbell, quien desfiló por esta portando un diminuto diseño de Pat McGrant que le permitía lucir sus bien torneadas piernas.

Por su parte, la siempre polémica rapera de origen trinitense Nicki Minaj decidió mostrarse más discreta en comparación a otras ediciones y optó por un ajustado vestido azul con detalles en transparencias que resaltaban su curvilínea figura.

Como es costumbre, el clan Kardashian hace presencia en los más importantes eventos y los VMA’s no podían ser la excepción. La esposa del cantante y diseñador Kanye West, Kim Kardashian sorprendió con un ajustado vestido negro traslucido, wet look en su cabellera y un maquillaje sutil.

 

 

Deja un comentario