Continúa

 

EL FINAL DEL VIAJE

Son fáciles de encontrar en nuestros trasteros. Viejas maletas que ya no usamos por demasiado gastadas o porque, acostumbrados a las ruedas, ya pocos estamos dispuestos a llevarlas a pulso.

La página “green upgrader” propone usar una de sus mitades para hacer una cómoda cesta para nuestros amigos de cuatro patas.

Basta con buscar una maleta de pequeño tamaño y un bonito color en la que poner un mullido cojí­n.

Esta misma idea, pero acoplando unas patas a la base, convierte una humilde y olvidada maleta es un cómodo sillón, una banqueta e, incluso, en una útil mesa baja.

Un truco: si la maleta está demasiado ajada se le puede dar una buena mano de pintura, asa y cierres incluidos, el resultado es elegante y espectacular.

 

 

decoracion Upcycling

 

PENSANDO EN GRANDE

Algunas ideas para crear nuestros propios muebles son muy sencillas, otras requieren un poco más de pericia, un buen kit de bricolaje y ser un “manitas” con el martillo o la sierra. Pero los resultados valen la pena.

En los lugares de montaña donde toda la familia disfruta de la nieve, el momento de cambiar de talla los esquí­s de los más pequeños proporciona un buen material para crear un silla de jardí­n en la que, con una sencilla estructura de madera, las tablas, convenientemente cortadas, se convierten en respaldo, asiento y reposabrazos. Ese mismo principio puede aplicarse para transformar en sillas y sillones los monopatines que ya nadie usa.

Las posibilidades son, aunque suene a tópico, infinitas y uno de los elementos más versátiles son los palets, que se transforman en mesas, escabeles, peldaños de escaleras o estanterí­as, solo por citar algunas ideas simples.

Una capa de pintura en colores alegres o un barniz para mantener su aspecto rústico basta para que estas estructuras de madera encajen a la perfección en cualquier rincón de la casa o el jardí­n.

 

CONCIENCIA SOLIDARIA

No todas la personas tiene la destreza manual suficiente o el tiempo para embarcarse en un trabajo de “upcycling”, sin embargo es posible adquirir algunos de estos elementos e incluso hacerlo con conciencia solidaria.

El proyecto “Pet Lamp”, puesto en marcha por el diseñador industrial Alvaro Catalán, ofrece lámparas hechas con botellas de pet que se convierten en bellos objetos gracias a la tradición textil de los artesanos del departamento colombiano de Cauca.

Catalán explica en su página web como las botellas, cortadas en tiras, salvo en la parte del cuello, sirven para que los artesanos las usen como superficie sobre la que tejer.

“El principio del telar se reinterpreta, donde la superficie de la botella se convierte en la urdimbre sobre la que el artesano teje la trama con fibras tintadas con pigmentos naturales o tejidos de lana y algodón, para crear productos únicos”.

 

 

muebles upcycling

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.