¿Qué son los nemátodos y cómo se propagan?

Los animales con nemátodos transmiten la infección a otros animales cuando los huevos de los gusanos se convierten en larvas y están presentes en las heces del animal (excremento). Su mascota puede infectarse al comer tierra infectada, al lamerse e l pelo o las patas contaminadas o por beber agua contaminada.

Las perras infectadas pueden transmitir la infección a sus cachorros antes de nacer o después por medio de la leche materna. Las gatas infectadas no pueden infectar a sus gatitos antes de nacer, pero pueden transmitir la infección a través de la leche materna al amamantarlos.

¿Cuáles son los riesgos de salud para las mascotas y las personas?

Los cachorros y los gatitos son los más propensos a contraer infecciones por nemátodos. Y a que los nemátodos viven en el intestino delgado, roban los nutrientes de la comida que las mascotas ingieren, lo cual puede llevar a desnutrición y a problemas intestinales. Conforme las larvas se mueven por el cuerpo de una mascota, los animales jóvenes pueden desarrollar serios problemas respiratorios tales como neumonía.

Las infecciones por nemátodos son enfermedades zoonóticas, lo que significa que son enfermedades de animales que pueden transmitirse a los humanos. Aunque el contacto directo con perros y gatos infectados incrementa el riesgo de que una persona contraiga una infección por nemátodos, la mayoría de las infecciones se presentan por ingerir accidentalmente las larvas de los gusanos o por larvas que se introducen por la piel. Por ejemplo, los niños están en riesgo de infección si juegan en zonas que puedan contener heces infectadas (por ejemplo, un montón de basura o cajas de arena), de donde puedan tomar las larvas en sus manos.

Si no trata la infección, los nemátodos en las personas pueden causar serios problemas de salud cuando las larvas entran en los órganos y en otros tejidos, lo que puede causar daños en los pulmones, cerebro e hígado. Si las larvas de los nemátodos ingresan a los ojos, pueden causar ceguera parcial permanente.

¿Qué son las uncinarias y cómo se propagan?

Las uncinarias son los parásitos intestinales más comunes después de los nemátodos y se encuentran en perros, aunque en menor grado también se pueden encontrar en gatos. Su mascota puede infectarse cuando la larva penetra la piel del animal o la mucosa interna del hocico. Una perra infectada puede transmitir la infección a sus cachorros a través de la leche materna, pero esto no ocurre en los gatos.

¿Cuáles son los riesgos de salud para las mascotas y las personas?

Las uncinarias son parásitos peligrosos porque de hecho muerden las paredes intestinales de un animal y succionan la sangre. Al igual que en el caso de los nemátodos, los cachorros y los gatitos tienen un alto riesgo de infección y de desarrollar enfermedades severas. Si no se tratan, las infecciones por uncinarias pueden causar debilidad, desnutrición y una pérdida de sangre que podría poner en riesgo la vida.

Al igual que con los nemátodos, las infecciones por uncinarias son zoonóticas, y las infecciones se presentan normalmente al ingerir las larvas de manera accidental o al introducirse éstas por la piel. En los humanos, las infecciones por uncinarias causan problemas en la salud cuando las larvas penetran en la piel. Las larvas producen una fuerte comezón y zonas rojas con apariencia de túneles conforme se van moviendo a través de la piel y, si se ingieren de manera accidental, pueden causar problemas intestinales.

 

Deja un comentario