En medio del desierto que predomina en el estado de Coahuila, los Pueblos Mágicos de Parras de la Fuente y Cuatro Ciénegas te ofrecerán una experiencia vinícola sin igual ya que además de invitarte a realizar un paseo a través de sus calles podrás observar el cultivo de vides extraordinarias que te sumergirán pro completo en la historia y el misticismo del lugar mientras mientras disfrutas de vinos con calidad de clase mundial.

Vive tu estancia en estos Pueblos Mágicos en alguno de sus relajantes hoteles, muchos de ellos antiguas casonas que han pasado por un proceso de remodelación para ofrecerte una estancia placentera. Dentro de la vinícola más antigua de Parras de la Fuente se ubica el hotel Casa Grande, una hermosa casona con extensos jardines que te hará vivir una experiencia frente a frente con los viñedos.

La tradición del vino en este estado comenzó en Parras de la Fuente cuando varios frailes llegaron acompañado a los españoles en busca de minerales como el oro y hallaron una maravillosa tierra fértil donde la uva se daba de forma silvestre. Visita Casa Madero, una de las compañías vitivinícolas más antiguas de América en donde podrás disfrutar de sus vinos reconocidos mundialmente por su calidad. Recorre sus instalaciones, entre las cuales se alberga el Museo del Vino donde podrás observar una muestra del proceso mediante el cual la uva se convierte en vino. Recorre la vinícola San Lorenzo ubicada dentro de Casa Madero conoce el proceso de producción de esta vinícola mientras disfrutas de una buena copa de vino. Sigue la ruta y dirígete hacia Bodegas de Hacienda de El Perote que se encuentran en el corazón de la ciudad al final de la calle Ramos Arizpe e inmediatamente después visita la casa El Vesubio especializada en vinos generosos, también en el centro de la ciudad.

 

Parras de la Fuente Coahuila

 

Una visita a los viñedos Rivero González será indispensable ya que es una de las vitivinícolas más jóvenes de la región siendo su primera producción en 2002 asentada a las orillas de Parras. Si buscas conocer un poco más sobre la producción de vinos caseros dirígete a Bodegas Alameda y conoce su producción de vinos artesanales, una empresa familiar con cinco etiquetas entre los que destacan el Segovia Fuantos, un vino tinto tipo lambrusco de buen sabor; el oporto, el jerez, el moscatel y el de uva “Rosa del Perú”. Degusta su licor de crema de nuez, un verdadero deleite para tu paladar.

En medio de tesoros naturales, en el municipio de Cuatro Ciénegas de Carranza existen dos vitivinícolas muy importantes que no debes dejar de visitar; las Bodegas Ferriño y Bodegas Vitali, asentadas ahí desde el año 1860 cuando don Miguel Ferriño proveniente del sur de Italia decide establecerse en este poblado. Movido por la nostalgia de su pueblo natal inició La Fronteriza, productora dedicada a la destilación de aguardiente de uva y brandy, sin embargo para 1868 adquiere el edificio en donde hoy se elaboran estos generosos vinos dando mayor impulso al hoy reconocido vino Sangre de Cristo.

Las Bodegas Vitali cuenta con la misma herencia italiana, fundada en 1948 surgió de la separación de uno de los socios de Bodegas Ferriño quien heredó una parte de tierras y barricas para que iniciara su propia empresa. Luego de su fallecimiento, su hijo Nicolas Ferriño Charles se hizo cargo pero la cerró por motivos de salud. Veinte años después su hijo el ingeniero Sergio Ferriño Vitali reabrió el negocio con el afán de rescatar la tradición familiar.

Degusta la variedad de vinos de Bodegas Vitali como el tinto dulce, moscatel, tipo oporto, tinto seco y crema de aguardiente. Ya verás como a través de esta degustación en la Ruta del Vino conocerás un poco más de Coahuila.

 

 

 

Deja un comentario