Vive el inigualable Día de Muertos que se respira en Janitzio, donde el lago de Pátzcuaro se llena de luces de velas y las calles se colman de gente caminando hacia el cementerio cubierto de ofrendas y flores. Toda la isla se envuelve en un ambiente místico, espiritual y lleno de costumbres prehispánicas. El 1 y 2 de Noviembre se lleva a cabo este ceremonial en todo Michoacán, pero de manera significativa en los municipios y comunidades de la región de Pátzcuaro. La festividad indígena de día de muertos fue proclamada obra maestra del patrimonio oral e intangible de la humanidad por la UNESCO desde Noviembre del 2003.

 

Dia de Muertos Patzcuaro

 

En Michoacán, la noche de muertos es una celebración milenaria que entre las comunidades purépechas se conoce como animeecheri k’uinchekua “fiesta de las animas”. Es una festividad en la que se recuerda el gran misticismo a las personas amadas que ya han muerto. Los panteones y casas donde se hace “La espera” se cubren con flores de cempasúchil, velas, fruta, pan e incienso.

A los purépechas los motivan convicciones profundas que tienen que ver con la manera particular de concebir la vida misma en todas sus dimensiones. Este encuentro entre las que ya no están pero regresan un día al año a convivir con su familia, en su pueblo, en su casa, es el punto central del ceremonial. La fiesta de las ánimas es una ceremonia ritual de la vida y la muerte; Se cumplen ciclos anuales, compromisos comunitarios y se fortalecen lazo de parentesco.

Suelen decirse que se festejan a la muerte, pero para los purépechas se festeja la vida continuada, es decir “la otra vida”; la oportunidad de coincidir, encontrarse y convivir los de este mundo con los de otro.

El 1ro de Noviembre se festeja la “Fiesta de todos los santos” y el 2do de Noviembre la “Fiesta de los fieles difuntos”

 

 

Deja un comentario