Conocida y consumida a nivel mundial, la fresa (proveniente del latín fraga) es sin duda uno de los frutos más exquisitos y que ha despertado el interés de nutriólogos y especialistas gracias a la gran cantidad de propiedades nutricionales y medicinales que esta posee no sólo en su fruto sino en todas su estructura, es decir, la planta como tal.

Su alto contenido en vitamina E la hace un poderoso antioxidante natural, uno de los beneficios a la salud más conocidos de la fresa pero más allá de sus propiedades antioxidantes, este delicioso fruto cultivado principalmente en América, Asia y Europa goza de múltiples bondades para el organismo humano… ¡Conócelas!

Sin duda, una de las propiedades más destacadas de la fresa es su alto contenido de vitamina E; vitamina que de acuerdo a múltiples estudios previene enfermedades degenerativas tales como el Alzheimer y el Parkinson. El consumo constante de fresa optimiza los niveles de visión, evita la caída del cabello y mejora la circulación sanguínea al tiempo en que reduce los niveles de colesterol malo.

Además de su alto contenido de vitamina E, la fresa disfruta de una concentración mayor de vitamina C en comparación a cítricos como el limón y la naranja  no obstante de ser rica en hierro, mineral esencial para el organismo debido a su capacidad de producir hemoglobina; proteína en los glóbulos rojos que transporta oxígeno a la sangre.

 

propiedades y beneficios de la fresa

 

Sus altos índices de vitamina C la hacen de la fresa un fuerte protector a la mayoría de las enfermedades respiratorias además de fortalecer considerablemente el sistema inmunológico y regenerar algunos tipos de células.

Compuesta en un 85% de agua, la fresa es señalada como un alimento ideal para individuos sometidos en algún régimen alimenticio, ya sea para perder peso o disminuir los niveles de grasa y colesterol en el organismo. Sin embargo, debido a su alto contenido de minerales naturales, la fresa puede provocar alergias en algunas personas; por lo que su consumo podría ser contraproducente.

Estudios recientes a cargo de la Universidad de Ohio arrojaron que el consumo de fresa previene el cáncer de esófago. Por otra parte, investigadores del Instituto Salk de Biología de Estados Unidos comprobaron que la fresa estimula la memoria a largo plazo, esto gracias a la presencia en el fruto de fisetina, un flavoide natural.

 

Otros beneficios de la fresa

  • Las hojas de la fresa son excelentes diuréticos y antirreumáticos.
  • Una infusión a base de las hojas de la fresa es benéfica para las inflamaciones intestinales.
  • Rejuvenecedor natural. Las hojas machadas de este fruto aplicadas sobre la piel disminuye la aparición de arrugas.
  • Laxante natural.

 

Deja un comentario