Spread the love

La pandemia frustró el desarrollo de grandes eventos el pasado 2020 tal y como ocurrió con la cancelación de los Juegos Olímpicos de Tokio, sin embargo no impidió que la máxima fiesta de la NFL se llevase a cabo y, tal y como estaba programado, este domingo 7 de febrero se enfrentaron los Chiefs de Kansas contra los Buccaneers de Tampa ante un 20% de audiencia que se dio cita en el Raymond James Stadium; recinto que acogió al canadiense The Weeknd como encargado de amenizar el halftime show de esta LV edición de la que es considerada como la justa deportiva más vista (y rentable) del mundo.


Abel Makkonen Tesfaye, nombre de pila del célebre cantautor precedió al apoteósico espectáculo de medio tiempo que desempeñaron las divas del pop Jennifer Lopez y Shakira el pasado 2020 y pese a las adversidades por las que aún atraviesa el planeta, el artista no escatimó en costos para su halftime show y para que su performance sea tal y como él lo deseaba, desembolsó nada más y nada menos de 7 millones de dólares.


El intérprete, quien cuenta con experiencia en eventos mediáticos tales como la entrega de los Oscar, los MTV VMAs y la hoy extinta pasarela anual de Victoria’s Secret cumplió uno de sus más grandes sueños este 2021 al encabezar el espectáculo más visto del planeta a pesar de tener poco menos de una década de carrera musical.

En 2020, The Weenkd conquistó al planeta entero con el lanzamiento de After Hours, nombre de su cuarto álbum de estudio con el que debutó en la cima del Billboard 200. El reloj marcaba las 7:26 pm cuando el artista apareció arriba de las gradas del estadio en medio de un particular coro iluminado que simulaba los edificios de una ciudad. Fiel a su estética de los últimos meses, el cantante apareció ataviado con un brillante saco rojo y mocasines blanco con negro para abrir pista al ritmo de “Starboy”.


Siguiendo los pasos de la neoyorkina Lady Gaga; The Weenkd prescindió de invitados especiales durante su espectáculo y engalanó su setlist con algunas de sus piezas más representativas tales como “Save Your Tears”, “I Feel It Coming” con un vibrante despliegue de pirotecnia a fondo y “Earned It”, pieza que le valió una nominacion al Oscar por Mejor Canción Original en 2016.


Para cerrar su participación, un ejército de bailarines se disperso a lo largo de la cancha y, en total sincronía ejecutaron una robótica coreografía en donde instantes más tarde el intérprete apareció para desatar la euforia del respetable con su smash hit “Blinding Lights”.

Queda esperar unas horas para que se den a conocer las cifras de audiencia registradas por el oriundo de Toronto durante su halftime show. Recordemos que hasta el momento, el espectáculo de medio tiempo más visto corrió a cargo de la estrella pop estadounidense Katy Perry, quien sumó 118.5 millones de espectadores en pasado 2015.