Guadalajara, Jal.- Fui invitado por la Revista UCD a colaborar haciendo recomendaciones de restaurantes, tal vez porque me distingo por mi buen comer y no porque que visite los restaurantes más lujosos, más bien porque visito los lugares donde mejor se come, desde lugar modesto hasta uno de gran lujo.

Siendo entonces parte de mi vida las recomendaciones de platillos y lugares no me resulto difí­cil aceptar esta invitación.

Dando inicio a mi tarea y en plena temporada de las fiestas de San Pedro invite a un buen amigo al hermoso Tlaquepaque, la idea original era adentrarnos y buscar algún lugar para desayunar, más a unos cuantos pasos de niños Héroes, sobre la calle de Juárez, vimos un lugar que llamo nuestra atención tal vez por los ángeles pendiendo del techo y las alcancí­as negras de cochinos -Que en lo personal recordaron mi infancia- Estábamos frente a Rí­o San Pedro.

No obstante que cuenta con una suculenta carta nos decidimos por el “Festival de Chilaquiles”; el problema fue seleccionar entre los 25 que ofrecen: Galaxia -Con huevos de codorniz-, Puebla de los íngeles -Con mole poblano-, España -Con chistorra-, Mitoteros -Con lengua en salsa verde-.

El servicio es de primera, el mesero muy al pendiente de tomar mi orden, así­ que indeciso por mis chilaquiles optamos por pedir; yo, un café americano que el mesero me llevo con una canasta con unas pequeñas piezas de pan con un exquisito aroma a mantequilla que habí­an salido del horno de Rí­o San Pedro y, mi acompañante un refrescante jugo de zanahoria.

Veí­amos pasar para las otras mesas platillos que a su paso dejaban una estela de aromas que provocaban más apetito, casi recurriendo a los volados por fin decidimos: Mi buen amigo unos “chilaquiles Zapatistas”…

¡No se pueden imaginar la presentación del plato!, la foto se queda muy limitada a la realidad, imagí­nense trozos de tortilla frita bañada en una salsita verde picosita y muy sabrosa, cubiertas con crema y panela asada un toque de aguacate y un chilito toreado, su cebollita y unos frijolitos al lado. Por mi parte me decidí­ por los “Hacienda” que estaban bañados en una salsa de chile cascabel y tomate verde, su cebollita picada, queso de cabra gratinado, pollo asado y un toque de crema. Todo en realidad una delicia que nos prometimos regresar para probar los demás platillos.

Recomendación:

Alimentos: Excelente
Servicio: Excelente
Instalaciones: Sencillas, confortables y excelentemente limpias incluidos sanitarios.
Precio: $90.00 promedio por persona incluye bebida.

La opinión aquí­ expresada refleja exclusivamente el punto de vista objetivo del autor.

Deja un comentario