Spread the love

Nada está escrito sobre piedra en la obra creativa de Ricardo Arjona. Todo puede ser re-inventado y superado con creces. Y este 2020 el cantautor latino más emblemático de las últimas décadas nos demostrará que sólo Arjona supera a Arjona, recreándose, evolucionando y volviendo a su raíz, de una manera sorprendente, que quedará marcada en la historia no sólo de la música. Su creatividad y capacidad para romper esquemas, permitiéndose fluir de la forma más honesta consigo mismo sorprenderá a todos. Y el primer atisbo de lo que veremos en su nueva creación es “Hongos”, lanzado hoy28 de abril a nivel mundial, a través de todas las plataformas digitales.

“Hongos” es un tema que rescata la más pura “esencia Arjona”, la de los inicios, cuando cursaba sus estudios universitarios de comunicación, en Guatemala. Una canción que nació en el corazón de la bohemia londinense, de la manera más accidentada posible, como ha ocurrido con sus mejores historias durante las últimas tres décadas. Una experiencia alucinante y casi mágica que impulsó el nuevo proyecto… Uno, que lo ha conectado con su naturaleza más profunda y con ese artista arriesgado, provocador y listo para fusionarse con lo diverso, lo novedoso y lo real. Definitivamente un proyecto que no se ha visto antes en la industria y que busca romper con todos los esquemas.

“Hongos”  fue grabado en los emblemáticos estudios Abbey Road en Londres, el mismo lugar donde nacieron las canciones de The Beatles y cuyas paredes representan un verdadero fósil para la música. Allí, “Hongos”  fue concebida “a la antigua”, en una sesión en vivo con parte de los músicos suecos e ingleses que tan sólo días antes crearon magia con Sting(Martin Terefe: productor y bajo; Glen Scott: pianos y teclados; Kristofer Sonne: batería y Staffan Astner: guitarras). A ellos se sumó el desaparecido productor, compositor y guitarrista norteamericano Dan Warner.

“Hongos” es una fusión de vintage y vanguardismo, de lo orgánico y lo sofisticado, de lo rústico y la perfección tecnológica, de norte y de sur, de América y el Viejo Mundo, de lo meticuloso y la espontaneidad, del blanco y el negro, del Ricardo Arjona descomplicado de siempre y una estampa de Lord inglés contemporánea que nos era desconocida en él… hasta ahora… Y será todo un descubrimiento para sus seguidores más fieles, que lo verán como nunca imaginaron. Una nueva versión de sí con la que juega y se atreve a más.

Toda esta visión queda plasmada en el video de “Hongos”, lanzado en paralelo al sencillo y que, en modo “película clásica”, recorre las calles de Londres de una manera tan vívida, que hace sentir al espectador parte de ese recorrido. El sencillo “Hongos” podrá ser escuchado en realidad aumentada la noche del 27 de abril, exclusivamente por aquellos seguidores que tengan la aplicación Mundo Arjona descargada en sus teléfonos. La aplicación incluye también acceso a imágenes, fotografías e información exclusiva del nuevo proyecto Blanco y Negro que va mucho más allá de un álbum.

Blanco y Negro reúne en realidad todas las gamas de expresión artística. Considera, por supuesto, dos discos: Blanco, a lanzarse este año y Negro, que saldrá el 2021.

Blanco y Negro no es un proyecto más, es también la lucha de un Ricardo Arjona que prefiere reinventarse y defender su naturaleza. Incluso, de la contradicción frontal a todo lo que está de moda. Blanco y Negro es, sin duda, una pieza que permanecerá en el mundo de la música y de la expresión artística latinoamericana más amplia, como el símbolo de un Quijote que, con guitarra en mano, defiende sus convicciones por sobre todas las cosas.

Ricardo Arjona sabe exactamente por dónde crear su ruta y escapar de los lugares comunes, marcando su huella. Y esta vez, será una ruptura total con todo molde existente, retomando la raíz y abriendo la puerta para que sea enriquecida con nuevos sonidos y un toque de locura. Un recorrido único y que es simplemente el preámbulo de lo que promete convertirse en la “experiencia Arjona”. Como siempre retando a la gente, marcando tendencia de una manera muy única.“Díganme que hay que hacer para no hacerlo”. Un juego, un laberinto creativo, donde su única regla es romperlas todas y seguir su propio camino.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.