El Mobile World Congress de Barcelona fue el escenario elegido por la compañía surcoreana Samsung para la presentación oficial del Galaxy S7 y S7 Edge; nuevos dispositivos de la marca que lideró en 2015 la venta de smartphones a nivel mundial y que busca recuperar dicho supremacía en el mercado a través de sus nuevos lanzamientos de gama alta.

Completamente sumergible, mejor tecnología en su cámara (pese a la baja de su pixelaje), una batería más duradera y una mayor capacidad de memoria son las cuatro principales características que Samsung ha implementado para el Galaxy S7 y su versión Edge, desistiendo de dar giros revolucionarios tecnológicamente hablando para enfocarse en la mejora de algunos aspectos que no lograron convencer a los usuarios con su antecesor equipo, el S6 y vigorizar la funcionalidad de su nueva propuesta en el amplio y competitivo mercado de dispositivos móviles.

 

Samsung S7 Edge

El dispositivo llegará a México el próximo 18 de marzo.

Ante la ausencia de su eterno rival Apple en dicha feria, Samsung se convierte en el protagonista este año del Mobile World Congress; escaparate de gran trascendencia que es catalogado como el más importante de su gama en el mundo.

Definiéndola como “la mejor cámara montada jamás en un móvil”, Samsung implementa la tecnología Dual Pixel (similar a la de las cámaras profesionales Canon), que permite un sistema de autoenfoque en menor tiempo comparándolo con otros dispositivos móviles. Además de esto, está cámara permite una mayor captación de luz ya que su pixel es más grande al tradicional (un 56%), brindando al usuario una imagen más uniforme y de mejor calidad.

En cuestión de capacidad, el Samsung Galaxy S7 y S7 Edge hace expansión de memoria a 32 GB internos (25 de ellos libres para el usuario) y 4 GB de memoria RAM. Respecto a su resistencia al agua, Samsung acierta con un notable avance al respecto en comparación a su modelo anterior, el cual sólo incluía protección en algunos puertos de conectividad por los cuales pudiese filtrase agua; ahora, el S7 goza de un nuevo hardware que no deja más espacios y las
tarjetas SIM y Micro SD se integran a través
de una ranura sellada exterior que permite
sumergir el dispositivo hasta medio metro de
profundidad.

Hablando de diseño, el Galaxy S7 y S7 Edge apenas hizo algunas variaciones distinguibles, siendo las más palpables el aumento de pantalla (5.1 y 5.5 pulgadas respectivamente). Sin embargo, la versión Edge del Samsung S7 avanza en la tecnología de los laterales de su pantalla, dando pie a un nuevo interfaz de doble fila que permite alojar iconos para acceder con mayor rapidez a aplicaciones, tareas, contactos, entre otras opciones.

Este nuevo dispositivo de gama alta llegará a territorio mexicano a partir del próximo 18 de marzo en colores blanco, negro y dorado, sin embargo, hasta el momento la compañía no ha develado el precio con el que este saldrá a su venta.

 

Deja un comentario