Gran Piano es ante todo, un reto cinematográfico. Cualquiera que recuerde el clímax de “El Hombre Que Sabía Demasiado”, de Alfred Hitchcock, será capaz de evaluar los problemas relacionados sobre una tensión comparable a este filme… en el transcurso de una hora y media.

Damien Chazelle escribió el guión por casualidad, es decir, sin un propósito de comisión, pero con la esperanza de que llamara la atención de un productor con el fin de hacer la película. La mayoría de esos guiones terminan como empezaron: en nada. Pero en este caso, el script generó suficiente interés para varias compañías de producción y fue la empresa española Nostromo Pictures quien termino en producir la película. Unas semanas más tarde, se firmó un acuerdo con Elijah Wood y John Cusack para protagonizar el filme.

El rodaje de Gran Piano se llevó a cabo durante 44 días en Barcelona, Chicago y Las Palmas de Gran Canaria. Varias ciudades diferentes para un largometraje que se lleva a cabo principalmente en el interior de un teatro. La explicación es básicamente de logística: la película tiene casi 500 tomas con efectos visuales. Si hubiéramos rodado en un teatro de verdad, con todos los extras sentados en sus asientos durante todo ese tiempo, el presupuesto se habría incrementado de Gran Piano en manera exponencial. Por lo tanto, se decidió construir una parte del teatro y el resto fue desarrollado digitalmente. 90 % de la audiencia en el teatro es digital, así como toda la parte del teatro que no es la etapa real.
El escenario, las primeras seis filas de asientos y dos cajas fueron construidos en un estudio de sonido en Barcelona, la creación de un conjunto inmenso. Imágenes de la audiencia en el teatro fueron filmadas en las Islas Canarias y luego un proceso de multiplicación digital, crearon la ilusión de un teatro lleno con 4.000 personas.

Aparte del desafío narrativo de la película, el hecho de que se lleva a cabo en el transcurso de un concierto para piano y orquesta, implicaba un desafío igual a la hora de componer la banda sonora. La música fue compuesta antes de disparar, ya que los músicos que aparecen en pantalla tienen que tocar las notas que el espectador oye. Esto significaba tener una orquesta real durante el rodaje. Hubo una fundición exhaustiva para formar esa orquesta y se llevó a cabo entre todo tipo de músicos profesionales, que tenía que tener características diversas : además de tocar los instrumentos que se les asignaron, que tenían que tener la apariencia requerida para una película ambientada en Chicago pero rodada en Barcelona.

 

 

Elijah Wood realmente juega en la pantalla con fuerza al ejecutar las piezas para piano de su personaje. El actor tomó clases de piano cuando era niño, pero no tenía un entrenador en toda la preproducción, ni durante el rodaje, ya que algunas partes eran casi imposibles de realizar, incluso para los músicos profesionales. De hecho, el guión describe en realidad una de las piezas fundamentales de la película (La Cinquette) como ” la pieza imposible “, ya que contiene fragmentos que son técnicamente imposibles en la realidad. Elijah Wood no fue el único actor que no tuvo un entrenador para dar su credibilidad al personaje: Don McManus, quien interpreta al director de orquesta, Norman Reisinger, tampoco tenía un asesor personal.

Como se trata de una película en la que todo tiene que estar perfectamente sincronizado (diálogo y la acción dentro del marco de la música pre – integrada), se podría decir que Gran Piano fue editado incluso antes de que rodara. Animatics realizó todas las secuencias narrativamente complejas con el fin de pre- visualizarlos y asegurarse de que iban a trabajar antes de que fueran filmados. De esta manera, en lugar de guiones, el equipo de dirección ya tenía secuencias previamente estructurados, pre – editados antes de comenzar el rodaje de las secuencias definitivas.
Todos los exteriores se rodaron en Chicago. Una pequeña unidad viajó desde España y el resto de la tripulación estaba formada por técnicos estadounidenses. Del mismo modo, un gran número de los actores de reparto son estadounidenses o británicos, algunos de los cuales son particularmente carismático y han sido parte de la historia reciente del cine: Dee Wallace (madre legendaria de Elliott en ET), por ejemplo, juega el presentador de radio que entrevista con Elijah Wood al inicio de la película, mientras que Alex Winter, compañero Keanu Reeves en “Bill y Ted Excellent Adventure”, interpreta al asistente de Clem (John Cusack).

 

Deja un comentario