Para desarrollar todo nuestro potencial hay dos requisitos: salud y deseos de concretarlo. Si se pierde la salud, nada es posible. En estos días de intensos cambios, resulta vital saber manejar el estrés.

Llega un momento en que uno se nota raro, advierte que no rinde como siempre, algunas partes del cuerpo no responden, cuesta manejar las emociones; entonces decides ir al médico. El doctor te tranquiliza diciéndote que no tienes nada; la hipertensión, los mareos, las palpitaciones, el insomnio, la impotencia (o frigidez) son solo productos del estrés. Le indica que deberías: caminar más, comer menos (no tanta carne), reírte más, trabajar menos, practicar deportes y yoga, ir al psicólogo, etc. Todo esto está muy bien, pero ¿cómo implementarlo?, ¿cómo adquirir estos hábitos? Al volver a tu casa, no sabes por dónde empezar; sabes que tienes que hacer algo pero no sabes cómo. Deja que comparta mi experiencia…

 

consejos para manejar el estres Diego Di Marco

 

Tomé la idea de Kerman y Kertez, dos médicos argentinos que a su vez tomaron el concepto de un norteamericano, Lazarus. El afirmaba que no se debía combatir el estrés, sino que se debía aprender a manejarlo, pues es un recurso del organismo, necesario en momentos de gran exigencia. El problema es cuando no “cortamos” y continuamos enviando órdenes de exigencia al cerebro sin necesidad.

Kerman y Kertez idearon el hexágono vital, el cual adopté por su practicidad. Mi aporte fue incluir al Yoga en el hexágono. El método está hecho por un ingeniero-yogui, razón por la cual es práctico y compasivo.

Veamos cómo funciona el hexágono vital. Supongamos que le preguntamos a un ejecutivo, cuántos puntos se pondría en los siguientes rubros, en una escala de 0 a 5:

 

  • Alimentación: Cero sería fumar mucho y beber mucho, consumir gran cantidad de refinados y carnes. Cinco sería no fumar, no consumir alcohol ni refinados, nada de carne y mucho crudo (frutas, verduras, semillas). El diría 2.
  • Yoga: Práctica de posturas del yoga y respiración abdominal, equivalente a la práctica de ejercicios. Más cerca de cinco mientras más veces se practique durante la semana. Diría casi nada, 1.
  • Meditación: Entrar en estado alfa dos veces al día sería 5. Lo mismo vale rezar, o apartarse y estar en silencio por lo menos dos veces al día. Diría casi nada, 2.
  • Esparcimiento: Hacer cosas que a uno le gustan, mientras más cantidad, más cerca de cinco. Diría casi nada, 2.
  • Mentalidad positiva: Hacer de un limón una limonada. Ahhhhhh eso si, 4.
  • Amistades: Tener esos amigos en quienes poder confiar la vida. Diría que no sabe, que no tiene tiempo para cultivar una amistad, diría 2.

 

Hexagono vital Diego Di Marco

 

 

 

Colocando la puntuación en el gráfico y coloreando el área interna tenemos rápidamente el porcentaje del manejo del estrés de éste hombre: muy bajo, de un 20 a 30%.

Continuará…

 

 

 

 

Diego Di Marco.

Deja un comentario