Simbólico y de un extraordinario sabor, el pan de muerto es indudablemente un alimento tradicional de esta temporada dentro de la cultura mexicana, producto que además de conquistar los paladares de miles de personas año con año también funge como una de las piezas claves del montaje de los llamados altares de muertos de este 2 de noviembre; sin embargo, más allá de su delicioso sabor, este producto de la repostería mexicana esconde múltiples significados… ¡Conócelos!

 

Su origen

El origen del pan de muerto data desde la época de la Conquista de México. A su llegada, los españoles fueron testigos de mortíferos rituales en el que los aztecas rendían como ofrenda a sus deidades distintos órganos extraídos de bellas doncellas o valientes guerreros, por lo que una vez que el pueblo español sometió a los antiguos mexicanos, estos les inculcaron un pan elaborado a base de trigo en forma de corazón en sustitución a sus sanguinarios ritos.

 

Significados

Tradicionalmente, el pan de muerto es elaborado en forma circular; figura que representa el montículo de tierra con la que se cubren los féretros en su proceso de entierro, mientras que otras versiones señalan el significado de su forma es el círculo de la vida.

significados pan de muertoLa bola de masa que tiene al centro simboliza la cabeza mientras que las cuatro tiras de masa con forma de “huesos” que salen del mismo evocan las cuatro extremidades del difunto y/o los puntos cardinales en representación a Quetzalcóatl, Tláloc, Tezcatlipoca, Tótec y Xipe; cuatro de las divinidades prehispánicas.

Otros de los significados que se le atribuyen a estas tiras de masa en la superficie del pan es que representan las lágrimas derramadas de los familiares ante la pérdida de su ser querido.

Durante los sacrificios humanos previamente mencionados, el sacerdote azteca mordía el corazón aún latente del sacrificado en turno; por lo que el pan de muerto permitía que cualquier persona “igualara” la experiencia de morder un corazón sin importar su estatus social.

 

Nuevas formas de consumirlo

Actualmente, con semanas de anticipación podemos adquirir este delicioso producto, sin embargo, la tradición indica que este debe comprarse dos días antes de la festividad de Día de Muertos.

Esta pieza de la panadería tradicional mexicana ha sido adoptada por las nuevas generaciones que han buscado incorporar su sabor en nuevas e interesantes propuestas que van desde piezas rellenas de chocolate, galletas, hamburguesas y cupcakes hasta paletas heladas y malteadas con el sabor de este exquisito pan.

 

Deja un comentario