Sin duda, decorar  casas pequeños se puede convertir en una tarea complicada  ya que ante los espacios reducidos, los muebles y las opciones de estos disminuyen considerablemente; sin embargo, esto no es impedimento para crear un entorno acogedor y atractivo para nuestra familia.

Ante esto, una buena visión y nuestra imaginación  pueden darnos ideas asombrosas que se adecuarán a nuestro espacio y necesidades cotidianas.

Para pintar las paredes opta por colores claros como el blanco o el hueso que dan luz y amplitud a los espacios. Si buscas dale un toque de color a las habitaciones, elige una pared y píntala con tonalidades vivas o de la gama pastel como rojo, azul, violeta, amarillo, entre otros.

Es importante tomar las medidas de cada una de las habitaciones para en base a ellas, buscar los muebles que se adapten a cada una de las dimensiones y así tomar la mejor decisión al momento de nuestra compra. Con esto, evitaremos adquirir piezas al “tanteo” y hacer de nuestro espacio un lugar poco agradable y apretado.

Hoy en día existen salas de una sola pieza que son muy atractivas y funcionales para los espacios pequeños. En el caso del comedor, expertos recomiendan aquellos con mesa circular debido a que estas ocupan un menor espacio y brindan una sensación cálida y confortable a nuestro hogar.

 

 

Elige muebles multifuncionales para ganar espacios tal y como lo pueden ser literas en caso de la habitación de los niños, repisas multiusos, etcétera.

Recuerda la ley de “menos es más”. Evita sobrecargar los muebles con cojines, esculturas, cuadros, plantas y demás elementos, ya que con ello sólo tendrás una saturación visual y por ende, tu hogar lucirá más pequeño de lo que es en realidad.

Deja un comentario