De su origen en latín incensum (encender), el incienso es el resultado de una preparación de resinas aromáticas de origen vegetal a las cuales se les añaden comúnmente aceites esenciales de origen vegetal o animal, mismas que al encenderse emanan humos fragantes que son utilizados para diversas finalidades tales como la aromaterapia, la relajación, etcétera.

Utilizado en la antigüedad principalmente por las civilizaciones orientales (china, japonesa, hindú) y, posteriormente por las culturas occidentales con fines espirituales y religiosos, ya que se creía que este gozaba de poderes mágicos atrayentes o repelentes de energías y espíritus en el ambiente.

En la actualidad, se han descubierto importantes beneficios y propiedades del incienso para la salud tales como la creación de un ambiente armónico así como algunas funciones terapéuticas para trastornos y diversas enfermedades, ya que los aromas del incienso tienen la virtud de hacer un sano equilibrio de las emociones.

 

 

A nivel psicológico, el incienso ha sido utilizado desde tiempos inmemoriales para transformar la atmósfera y convertirla en momentos de espiritualidad y reflexión; factores que indudablemente ayudan a la mejoría del estado de ánimo de las personas. El incienso es el complemento perfecto de prácticas como la meditación y el yoga; filosofías milenarias que tienen como firme objetivo la armonía y la paz interior de los seres humanos.

Los expertos recomiendan a las personas que viven sometidas a pesadas jornadas laborales con una fuerte carga de estrés, colocar en sus oficinas o sitios de trabajo varitas de incienso para ayudar a bajar las tensiones. Con una diversidad sumamente extensa de presentaciones que van desde espirales, conos y las ya tradicionales varas; el incienso también goza de un sin número de aromas.

A continuación, mencionaremos algunos y los beneficios que estos aportan:

 

  • Jazmín: Equilibra las emociones y ayuda a una mejora del estado de ánimo.
  • Canela: Proporciona momentos confortables a nuestro entorno.
  • Sándalo: Da paz y tranquilidad al ambiente. Ideal para el nerviosismo y estrés.
  • Lavanda: Una buena opción para la meditación, ya que relaja y limpia el ambiente.
  • Azahar: Benéfico para optimizar el estado anímico de las personas.
  • Copal: Purifica la energía de las personas y su entorno.

 

 

Deja un comentario