X MEN: Apocalipsis… Expectativas altas, películas previas dignas de los cómics y más… ¿Qué pasó? En las anteriores, el manejo fue magistral; simplemente subió la calidad de lo que estábamos acostumbrados a ver en la pantalla grande.

Esas películas nos acercaron a nuestros héroes consiguiendo una fórmula bastante peculiar pero que funcionó ampliamente ya que por peculiar que parezca: nos identificaron de forma real con ellos. En X MEN: Apocalipsis observamos un exceso de historia, que interrumpe la expectativa que teníamos de esa conexión. Es una obra que comienza “bien”, porque así la vemos todos gracias a sus películas antecesoras, pero que luego se estanca para repuntar más tarde. Digamos que las tomas pudieron ser espectaculares y en cambio parecen tomas de un videojuego, con exceso de retoque que nos hacen olvidar que lo que estamos viendo “pudiera ser real”.

 

 

El guión es una obra compleja, llena de detalles que los fans podrían amar pero también llena de anacronismos que cualquiera de nosotros podríamos detestar; ya que la vean, tal vez consideren mi punto. Finalmente, la cereza del pastel, lo mejor de lo mejor de todo el filme: las actuaciones, simplemente son lo que salva a la película, los actores hicieron un gran trabajo.

Yo pensaba que ésta podría ser una película que iba a sacar 100 de 100 puntos en mi “buenómetro personal” y en cambio tuve que cambiar la escala del 1 al y 10 para luego solo situarla en un bastante común 8,5 de promedio.

Definitivamente es una película que todos tendríamos que ver y también, definitivamente no es la película que nos merecemos después de tan larga espera. Estará en mi videoteca física personal eso sí.