Spread the love

 

cestos decorativosMás allá de fungir como recipientes de la ropa sucia; los cestos se han convertido en un accesorio decorativo sumamente versátil que nos permite embellecer nuestros espacios del hogar de acuerdo a toda aquello que surja de nuestra creatividad. Si bien estos accesorios son ideales para decoraciones rústicas o vintage; los cestos son adaptables a cualquier estilo decorativo ya que se trata sólo de un complemento que dará un toque orgánico y de contraste en nuestro entorno.

Si bien son utilizados tradicionalmente para mantener de forma ordenada las toallas, sábanas, calcetines y similares; los cestos (dependiendo su forma y tamaño) también pueden convertirse en originales revisteros que pueden ser colocados en muebles o mesas de centro.

Además, estos pueden ser utilizados como “porta macetas” y colocar en su interior pequeñas plantas florales que puedes colocar en estancias, estantes, jardines, ventanas y habitaciones. Si optas por esta última idea, es importante señalar que al regar dichas plantas es mejor que las saques del cesto y esperar a que el agua haya sido absorbida totalmente por la maceta; esto con la finalidad de alargar la vida del cesto y evitar su deterioro.

Las cestas también pueden ser de gran ayuda en nuestra cocina, ya que dentro de ellas podemos almacenar pan, huevo, vegetales y demás comestibles, además de utensilios de cocina, papel aluminio, entre otros.

Debido a que en su mayoría son objetos artesanales hechos a mano, los cestos son elementos decorativos que pueden ser adquiridos a un precio bastante accesible y los podemos encontrar en bazares, supermercados, mercados tradicionales y tiendas especializadas en decoración.