Spread the love

Inmerso en la promoción de Dune, su más reciente largometraje; el actor Jason Momoa tomó por sorpresa a todos a inicios de esta semana al revelar en sus redes sociales un first look del nuevo traje que lucirá Arthur Curry, personaje al que encarnará nuevamente en la segunda entrega de Aquaman.

Momoa, quien ha participado en producciones como la exitosa serie Game of Thrones posteó en su cuenta de Instagram la leyenda: “Segunda ronda. Nuevo traje. Más acción” acompañada de dos fotografías; en la primera, enfundado en el clásico look verde y dorado con tridente del superhéroe mientras que en la otra se aprecia al actor portando el nuevo traje del personaje que toma como inspiración los cómics de los años 80.

En tono oscuro y sin las características aletas que adornaban las piernas del llamado “Rey de los siete mares”; el nuevo traje de Aquaman se pone ad hoc con el aparente giro a una visión más oscura que le dará el reconocido cineasta James Wan a la historia del personaje creado por el artista Paul Norris y el escritor Mort Weisinger en 1941.

Además de la dupla actor – director, Aquaman and The Lost Kingdom título oficial de la película – también contará con el regreso de Yahya Abdul-Marteen II como Black Manta, Amber Heard como Mera, Nicole Kidman como la reina Atlanna, Patrick Wilson como el rey Orm y la suma al elenco del histrión Pilou Asback como el villano Mongo.

Son pocos detalles aún sobre la trama que se retratará en esta segunda cinta del superhéroe acuático que, de acuerdo a información del sitio Deadline, actualmente se encuentra en filmaciones en la ciudad de Londres; sin embargo, se sabe que esta nueva entrega que formará parte del universo cinematográfico de DC tiene previsto su arribo a las salas de cine para la temporada navideña del año 2022.

Después de varios volúmenes de una serie de cómics en solitario, Aquaman ganó reconocimiento en la cultura popular gracias a su salto a las producciones animadas para la televisión (La hora de aventura de Superman/Aquaman, Superamigos) en la década de los años 60. Pese a esto, las versiones modernas de los cómics han tratado de enmendar ciertos aspectos del personaje en la percepción pública, convirtiéndolo en un elemento más serio, con una historia más profunda y de mayor peso.