Spread the love

La noche de este 2 de febrero, el área de juego del Hard Rock Stadium de Miami, Florida acogió el halftime show a cargo de Shakira y Jennifer Lopez; dos divas de la música que dieron cátedra del empoderamiento femenino con su feroz performance en el que la música, el baile, el sabor latino y sus sensuales siluetas fueron la clave para conquistar a la audiencia ahí presente y a los millones de telespectadores alrededor del planeta.

Si bien ambas cantantes no recurrieron a grandes producciones y/o despliegues tecnológicos como otros de sus colegas (Katy Perry, Lady Gaga), tanto JLo como Shakira brillaron en el escenario del Super Bowl con impactantes vestuarios que enaltecieron sus cuerpos en todo momento.

La colombiana desarrolló su intervención ataviada con un traje hecho a la medida por el diseñador de origen noruego Peter Dundas, quien fuera director creativo de la firma italiana Roberto Cavalli (hasta 2015) y que ha vestido a grandes figuras del entretenimiento como Beyoncé, Halsey, Kylie Minogue, Angelina Jolie, por mencionar algunas.

Dundas, vistió a la intérprete de “Clandestino” con un mini vestido rojo candela desprendible para quedar en un traje de dos piezas que acompañó con unas botas creación de Daniel Jacob valuadas en 20 mil dólares, las cuales y según declaraciones del artista, fueron ornamentadas con cerca de 30 mil cristales de Swarovski que fueron aplicados cuidadosamente pieza por pieza.

El tercer outfit de Shakira – también firmado por Peter Dundas – constaba de un sensual conjunto dorado compuesto de top, mini shorts y chaqueta con flecos que complementó con unas lujosas zapatillas deportivas (también en color dorado) de la marca Adidas.

Por su parte, la llamada “Diva del Bronx” confió los tres vestuarios para su show a una de sus firmas favoritas: Atelier Versace. La casa de modas dirigida por la italiana Donatella Versace dotó a JLo de un look personalizado hecho a base de cuero y una falda satinada color rosa.

El body fue enriquecido con cristales Swarovski, estoperoles y acentos de Medusa, escudo y emblema de la maison fundada por el fallecido Gianni Versace. Según informes de la firma, este outfit fue creado totalmente a mano en sus talleres y se llevaron un total de 900 horas para su elaboración.

El segundo look de Jennifer Lopez fue un sugerente body con transparencias y bordados en color plata (estratégicamente colocados) en patrón de mosaico. La prenda, fue enriquecida artesanalmente con cristales Swarovski y cuero metálico.

Para cerrar su participación, la cantante agregó al body antes detallado un arnés en piel metálica y falda con flequillos decorada a mano con cristales color blanco y plata.