Spread the love

 

Imagina una casa amplia… Ahora imagínala con las paredes del color que tú quieras ¿qué tal vamos?, nos faltan los muebles y un toque especial.

Para encontrar la armonía se necesita un decoración personalizada, es decir a tu gusto para sentir el verdadero calor de hogar: cuadros, floreros, pinturas y repisas son los artículos mas utilizados para darle personalidad a cada habitación del hogar, pero algunos pueden llegar a dañar tus paredes al colocar clavos o tornillos.

Hace unos años empezó la moda de realizar pinturas en paredes para crear una decoración espectacular, el problema es que si te cansas de la imagen será muy difícil removerla. Una gran opción son los viniles decorativos; son calcomanías elaboradas bajo un diseño computarizado a un bajo costo, pueden ser del color que quieras y del tamaño que desees y de los cuales existen un sinfín de opciones que se adaptan a cualquier estilo decorativo.

Es muy rápido y fácil de colocar estos gráficos, solo hay que tener una pared lisa y libre de polvo.

 

 

De igual manera para retirar no se debe de batallar para arrancarlo, pues basta despegar una esquina e irla jalando poco a poco para que este desaparezca y ¡OJO¡ podrá ser reutilizable. No solamente sirven para decorar paredes, si no también cualquier superficie lisa como cristales, armarios, puertas, azulejos, electrodomésticos y más.

A través de los viniles decorativos, podemos brindarle a nuestros espacios un toque de elegancia

Así que si quieres remodelar tu espacio, ya tienes una gran opción ya no tu imaginación es el límite para estos tatuajes de pared que le darán un toque moderno y fresco a tu hogar.